El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

reseña musical

RAMÓN G.BALADO

La Escuela Berenguela en el Día de la Música

19.06.2016 
A- A+


La Escuela Berenguela se apunta a la efeméride del Día internacional de la Música con actividades variadas desde una matinal-12 h.- desde la balconada de la Escuela y en la Praza de Feijóo (Aula de Música en Movemento) y un concierto de tarde- 19´30 h-, a cargo de alumnos del profesor Alexander Gold. Alumnos como Vitalii Baryliak quien se decide por dos obras, comenzando por el Rachmaninov de los Études tableaux, en concreto el nº 5 de su Op. 39, conocido por Appassionato, en mi b m., uno de los más apreciados por los aficionados y que guarda puntos en común en la apreciación de los analistas con un preludio de Chopin. Son estas piezas más complejas en su conjunto con respecto a sus propios Preludios. Con Chopin seguiremos por eso que mantener afinidad estilística, y en concreto por su Estudio Op. 25 nº 11 en la m., pieza que se resuelve en su talante impetuoso y en la que el juego de ambas manos ayuda a recrear detalles de enriquecedora riqueza armónica. Dos piezas para volver a encontrarnos con este pianista ucraniano de portentosos recursos técnicos. Sabela Yang del Río, ofrece el Peer Gynt de Edvard Grieg, tan asimilado a su versión orquesta por las dos suites nacidas para el medio escénico. Grieg siempre fue un músico cuidadoso de sus tradiciones nórdicas, no en vano supo seguir las tendencias de su maestro Richard Nordraak, quien le ayudaría a marcarse una trayectoria definida. También el Dimitri Shostakovich de las Danzas fantásticas op. 5, obra juvenil y en las que se maneja con ingenio entre un vals, una marcha y una polka.
Antón Figueroa, dejará Octubre del ciclo Las Estaciones Op. 37 de P.I.Tchaikovski, un conjunto de 12 piezas nacidas como un encargo de la revista Le Nouvelliste que las daría a conocer en 1876. Es Octubre lógicamente un canto de otoño con el añadido de Andante doloroso e molto cantábile en re m., y que muestra una intención melancólica. Enric Granados, en pleno centenario, no podía faltar en esta jornada y del autor de Goyescas, escucharemos una característica pieza de salón, el Vals poético. Julieta Dix, se planta en el barroco aunque con piano, el J.S.Bach de la Toccata en re m., obras nacidas para el clave como corresponde a su época pero que perviven en todo tipo de lecturas. En otro punto, Robert Schumann por su Arabesque en Do. M. Op. 18. Miguel Iglesias elige el Mozart de la Fantasía K. 397, en re m., una anticipación de los que será la atrevida K. 457. Brahms con 4 valses de su Op. 39., conjunto de abundantes e ingeniosas melodías. Sara Pinaque, comenzará con las canónicas exigencias de J.S.Bach a través de un Estudio y fuga para descubrirnos al portugués Joâo de Sousa Carvalho, a través de su Sonata .Lnn MM en su primer movimiento. Fue autor con formación italiana en el Conservatorio Sant´Onofrio napolitano y, con fortuna, destacó por sus óperas dentro de esa escuela, entre las que destacan: Eumene sobre A.Zeno, L´Endimion, sobre Metastasio y Alcione sobre G.Martinelli. También Mozart con la Sonata K. 457 en su primer movimiento, una composición dedicada Theresa von Trattner y puro reflejo de su sensibilidad exquisita. Nos queda el Liszt de la Tarantella de Liszt, perteneciente al segundo libro de años de peregrinaje, Italia, con su característica ambigüedad en el juego de las tonalidades.