El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

MARIO CLAVELL

Atendamos al pachucho

16.05.2018 
A- A+

LA Caixa largará diez millones de euros para lo que se llama también Medicina Paliativa. Esa especialidad funciona en 124 hospitales de España y van a por más, qué bien. De otra parte, el Congreso reabre una ley de eutanasia, qué mal. La Organización Médica Colegial, que incluye a todos los colegios de médicos, dice que lo que nos conviene es regular y potenciar la atención paliativa, antes y al margen de la una ley de eutanasia. Una medicina paliativa hace recular la petición de eutanasia. Ciudadanos presentó una propuesta de ley de Muerte digna, que incluye sedación y excluye eutanasia, ley avanzada pero atrancada.

Los hospitales no cubren la mitad estimada de pacientes terminales, unos sesenta mil, que se beneficiarían con una ley de muerte digna que incluya la sedación y excluye la eutanasia; ojo con las palabras y su significado.

Un terminal o incurable tiene más ganas de afecto que de muerte adelantada: "el niño desea ser mozo y el mozo viejo y el viejo, más; aunque con dolor. Todo por vivir, porque dicen "viva la gallina con su pepita", dice mi Celestina. Legalizar el "quiero morir, ayúdenme a morirme" es abrir una caja de truenos; se empieza para casos extremos y siguen incapacitados, dudosos, y -exagero- que queden los guapos y sanos. Es más progresista ayudar a morir serenamente al que sufre, sin pócima letal.

Profesor de instituto