Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Domingo 23.11.2014  | Actualizado 02.54 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas
  • Imprimir
  • Enviar por correo

{ BUFETE DE PAPEL }

BLAS RIVAS

Matrimonio y divorcio ante notario

Matrimonio ante el Notario. Aprobado ya el anteproyecto de la ley de jurisdicción voluntaria cada vez se hace más real la posibilidad de tramitar los matrimonios, separaciones y divorcios ante notario. Éstos no tendrán, por supuesto, la competencia única a la hora de casar, sino que se mantienen las formas ya previstas en nuestro Código Civil, es decir, por medio de ceremonia religiosa o ante juez o autoridad competente (alcalde o funcionario habilitado). El notario en este caso dará trámite al expediente matrimonial y podrá oficiar la unión, siempre contemplando los requisitos establecidos en el Código Civil, esto es, los relativos a edad, consentimiento o ausencia de vínculo matrimonial previo. El juez conservará alguna de sus facultades originales como es la concesión de dispensa para contraer matrimonio cuando existan impedimentos por parentesco.

Divorcio ante Notario. Al igual que para celebrar el matrimonio, el notario, si finalmente entra en vigor la nueva normativa, estará facultado para formalizar la separación o divorcio bajo ciertos presupuestos. Primeramente, que la ruptura del vínculo sea de mutuo acuerdo, por ello no podrán intervenir en materia de liquidación de la sociedad de gananciales si la misma es discutida. En estos casos, la competencia seguirá en manos de los jueces. Tampoco podrán decidir sobre la atribución de la patria potestad de los hijos menores o con relación a personas incapacitadas (ahora denominadas “personas con capacidad judicialmente completada”). Es por ello que, a la vista de esto, jugará un papel fundamental el abogado del cónyuge o cónyuges para procurar una solución consensuada, única posibilidad que permite acudir a esta nueva vía.

Un cambio con escasas consecuencias. La verdad es que para que los notarios puedan ejercitar esta nueva competencia en divorcios se precisa un acuerdo pleno, especialmente en el ámbito económico. Además, no puede haber hijos menores o incapaces tutelados, pues en tal caso será preceptiva la intervención del juez. Por otro lado, si se produce cualquier enfrentamiento entre los cónyuges después del divorcio, por ejemplo, con relación a la pensión compensatoria, al final serán los tribunales los que tengan que decidir. En realidad, es un reducto pequeño aquél en el que los notarios podrán actuar, por lo que no creemos que sirva de mucho para atajar el atasco judicial. Lo que parece es una medida más del actual ministro de Justicia para seguir estando presente en los medios de comunicación.

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS