El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

EL DÍA DESPUÉS

PEPE CASAL

42 segundos

17.04.2018 
A- A+

Faltaban unos minutos para terminar el segundo cuarto, ataca el Obra, Pustovyi lucha con su defensor por ganar la posición, este cae y Artem se queda solo dentro de la zona, dando saltos para que le pasasen el balón. Sus compañeros no lo ven y creo que se descentra, entre otras cosas porque a pesar de su ventaja en altura le llegaban muy pocos balones. Moncho hace hincapié e insiste en que hay que buscarle en un tiempo muerto. A continuación, faltan 2'42'' para llegar al descanso, Van Lacke con mucho oficio le hace cometer su segunda falta. Acto seguido acude a presionar en campo contrario a un lugar donde puede ir un base o un escolta, nunca un pivot, ya que tiene todas las de perder y, así fue, otra vez la experiencia de Van Lacke le saca la tercera, para mí muy rigurosa e inexistente según los comentaristas de Movistar. Llega a campo de ataque y en la lucha por ganar la posición, su defensor, Agbelese, le da un agarrón de remanguillé en sus partes nobles, que Serrano que estaba enfrente no lo ve y en el siguiente movimiento Artem le suelta un manotazo que sanciona con antideportiva, también muy rigurosa, Martín Beltrán. Artem, desquiciado, protesta, técnica y a la caseta. En tan solo 42", pasó de tener una falta a irse al vestuario a poco para el descanso.

Los dos últimos partidos han tenido bastante similitud en su transcurrir y en su final. En ambos, comienzos con muchísimo acierto de los tiradores del Obra, defensas discretas, que ante Unicaja se disfrazaron porque no metieron, y ante el Delteco sin disfraz porque metieron 6 de sus 11 triples. Inconsistencia en el rebote en los dos partidos, cediendo más rebotes ofensivos de los deseados. Y final en ambos partidos con posesión de balón y tiempo suficiente para ganarlos y mal jugados en los dos. Partidos de muchos puntos, que no le suelen ir bien al Obra. De las dos prórrogas mejor no hablar ya que fueron un auténtico desastre. El Delteco ganó porque en la prórroga leyó muy bien sus ventajas y sacó provecho de ellas, con otra vez Van Lacke maniatando a Corbacho. Incluso durante el partido, cuando estuvo en inferioridad con quintetos como el de Pérez, Van Lacke, Pardina, Beraza de 4 y Fakuade de 5, fue capaz de mantener el tipo. Fueron dos partidos que se pudieron ganar, que hubiesen supuesto la victoria de la tranquilidad, la número 12.

Por abajo, el Joventut está en racha de la mano de Laprovittola; el Burgos, quién lo podría adivinar tras su partido en Sar, también; y aunque la cola está muy apretada, quedan seis jornadas en las que el Obradoiro debe volver a ser consistente y obtener un par de victorias.

Finalizo con la enhorabuena a los jugadores del júnior Obradoiro-Peleteiro que después de muchos años han quedado campeones gallegos, siendo el mejor ataque y la mejor defensa de la competición. Mucha suerte en el Campeonato de España.