El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

RESEÑA MUSICAL

RAMÓN G.BALADO

Banda Municipal: “Do pasodoble á danza armenia”

14.09.2017 
A- A+


Vuelta a la temporada de la “Banda Municipal”, todavía en período estival, por lo que mantiene sus actividades en As Praterías-20 h.-, bajo la dirección de Casiano Mouriño Maquieira, para un programa que, en buena medida, se mantiene en el ámbito de las sesiones en exteriores, tanto por los autores como por las obras elegidas. Robert Sheldon, es un compositor norteamericano que nos prestará la “Four Winds Overture Op. 13”, músico que realizó su carrera en la Universidad de Miami, antes de dar el salto a la Universidad de Florida. Muestra un interés destacado por composiciones en línea distendida, en la que no faltan guiños hacia el oyente, que lo trasladen a mundos sonoros reconocibles, propios de géneros de entretenimiento, aunque sin caer en trivialidades descuidadas. Obras suyas se escuchan con frecuencia en las programaciones de bandas, tanto profesionales como de aficionados. Entre ellas, podremos mencionar “Visiones de vuelo”, “Silver Apring Soliloquy”, “Spoon River” o “Blaze of Glory”. Modalidad parecida es la que cultiva un asiduo en los repertorios de nuestra banda, Alfred Reed, del que se escuchará “El Camino Real “, un trabajo nacido como consecuencia de un encargo de la “Air Force Band”, lo que ayuda a entender lo que dejará de sí. El estreno se llevó a cabo el 15 de abril de 1985, en Sarasota (Florida), dirigido por Ray E. Toler. La banda tendrá argumentos para resaltar los desafíos entre distintas secciones, en una composición que apunta inspiración hispana, con elementos posibles procedentes del flamenco y que parte de una peculiar jota que da paso a un fandango. Tres tiempos, al modo de otras composiciones clásicas, con un tiempo lento entre dos vivos.
Alfred Reed (1921-2005), tan familiar entre nosotros, fue un neoyorquino prototípico de su época que tras probar como miembro de bandas, decidió especializarse en la creación de bandas sonoras y arreglos diversos. Fundamentales fueron sus años de estudio en la “Juilliard School of Music”, atendiendo a la docencia de Vittorio Giannini. A partir de 1953, ocupó la plaza de director de la “Baylor Symphony Orchestra” y en 1959, recibió el “Premio Luria”. La escuela americana para bandas, representada por estos maestros, compartirá sesión con un aire de pasodoble, tal cual anuncia el programa y que vendrá por “Chavalillo” de Francisco Lorenzo. Entrando en lo primordialmente castizo, la zarzuela, que nos permitirá una aproximación a Jacinto Guerrero, y en concreto a “La Rosa del azafrán”, que conocería su estreno en el “Teatro Calderón” madrileño, un 14 de marzo de 1930. De ella, destaca por su colorido localista el preludio por su desenvoltura bulliciosa, entre panderetas y palmas, y con telón de fondo de unas seguidillas manchegas. Ya en su estreno el éxito fue apoteósico, al que contribuyeron de forma decisiva los cantantes elegidos, entre los que merecen mención el barítono Emilio Sagi Barba, la soprano María Téllez, o el bajo cómico Valentín González, rodeados de un grupo de actores que supieron dar vida al libreto de Federico Romero y de Guillermo Fernández-Shaw.
El holandés Kees Vlak(1938-2014), cuenta con “Os Passaros do Brasil”, una recreación fantástica e imaginativa de un mundo silvestre, tentación a la que no pudo resistirse, como podrá verse en otras obras suyas: “Concierto Caribe”, “Antillean Suite” o “El Paso Fun Gitano”. Esta obra se desarrolla en tres tiempos: “Coloridos”, “Pomba triste” y “Os Passaros de Carnaval”. Kees Vlak solía firmar con diversos pseudónimos y en su formación, conoció las docencias de Jaap Callenbach- piano-; Marinus Komst-trompeta- y K.Monster, en composición. Su vida azarosa, le llevó a colaborar con agrupaciones de variedades como la de Wim Kan. Aram Khatchaturiam, una vez más, con la voraz “Danza del sable”, ya para cierre. Se trata de uno de los tiempos del ballet “Gayaneh”, escrito en 1942, sobre la vida de un koljos armenio, y de la realizó tres suites para orquesta.