El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

{ lOS OTROS DÍAS }

ALFREDO CONDE

Reivindicar figuras

22.11.2015 
A- A+

A lo largo de este mes pude asistir a dos presentaciones de libros que pudieran suscitarme esperanzas. A estas alturas de mi vida ya no se muy bien en qué, pero esperanzas. Uno de ellos fue el de un libro recientemente puesto en circulación por Alvarellos Editora. Se trata del titulado Fernando Alsina e o seu Diario de Guerra que en un primer momento yo entendí como Fernando Alsina e o SEU. Diario de Guerra de modo que me quedé algo traspuesto pues no conseguía imaginarme al así citado relacionándolo con el sindicato español universitario al que era obligatorio afiliarse si uno quería matricularse en una facultad, algo que sucedió hasta bien entrados los años sesenta del pasado siglo, pero no durante los años de la Guerra Civil tan profusamente llevada a cabo durante los treinta del mismo.

Figuran en ese libro el citado Diario de Guerra del doctor Alsina, su perfil biográfico escrito por Ricardo Gurriarán, una amplia nota del editor, la presentación a cargo de Lorenzo Fernández Prieto y un apéndice que de nuevo está rubricado por Ricardo Gurriarán.

Precedió a este libro otro en el que, llevado fundamentalmente de la mano de su nieto Xaquín del Valle-Inclán Alsina se recoge el periplo existencial del gran Don Ramón María del Valle Inclán. Lamento no tener ese libro ahora a mano, ni guardar en mi memoria su titulo, así como el nombre de su otro y beneficiado autor, porque para mi que es muy posible relacionarlo con este que lo hace con el de Fernando Alsina, su consuegro. Mientras que en aquel parece quedar claro que Valle Inclán era, además de un escritor inmenso, un ciudadano que profesó el ideario carlista, con todas las consecuencias que de ello se derivan, en este se puede deducir con un mínimo de objetividad que su consuegro, que no digo que fuese feo, pero sí católico y sentimental, lo fue de derechas y adicto a un régimen que, llegado el momento, lo represalió por haber apoyado el Estatuto de Galicia y yo creo que, fundamentalmente, por ser un hombre de bien. El otro libro al que me refiero fue el que contiene un estudio realizado por Manuel Regueiro Tenreiro, secundado por su Hijo Fernando Regueiro Pérez y titulado “As razóns do galeguimso autonomista. Xosé Fernando Filgueira Valverde” que ve la luz traido de la mano por Galicia Dixital y la Xunta de Galicia que a mi tanto me gusta llamar Gobierno de Galicia.

Ya hablaremos más de ambos; de momento queda a la inteligente consideración de los lectores el hecho de que, desde ámbitos relacionados con la izquierda ideológica, se empiecen revindicar las figuras de quienes habitaron los propios de la derecha, algo que está sucediendo al menos en los propios del galleguismo y sería de desear que fuese continuado, en el sentido inverso y correspondiente, desde los propios de una derecha reivindicativa de aquellos hombres de bien que también alumbró la izquierda.

Escritor. Premio Nadal y Nacional de Literatura