Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Viernes 31.10.2014  | Actualizado 17.28 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

EDITORIAL

El chantaje a los ciudadanos de unos privilegiados

03.12.2010 
A- A+

CADA POCO TIEMPO en España los ciudadanos se convierten en rehenes de las reivindicaciones económicas de dos cuerpos profesionales de elite: controladores y pilotos. Estos días somos los gallegos quienes sufrimos "el chantaje", como bien dice el ministro de Fomento, de los controladores aéreos destinados en Lavacolla por una interpretación sui géneresis del cómputo de horas trabajadas. Los profesionales lo hacen a su antojo y consideran como tiempo laboral el que dedican a formación o tutelaje, a actividades sindicales o esos momentos de asuntos propios a los que tienen derecho los trabajadores. Hay situaciones sangrantes, según AENA, como la de un dirigente de Usca que pretende que se le consideren, como horas de especial tensión, las 400 que lleva dedicadas este año a asuntos del sindicato monopolista. Los controladores, como queda dicho, utilizan a los ciudadanos como rehenes sin respetar el más mínimo de sus derechos. Lo hacen desde la soberbia ya que son trabajadores que cobran una media de 200.000 euros anuales. En el caso de Galicia una treintena de personas no pueden poner en jaque a tres millones de potenciales pasajeros. ¿Por qué se llegó a esta situación? Antes de que un decreto del Ministerio de Fomento les marcara el camino, los controladores tenían fijado un tope de 1.200 horas anuales (ahora son 1.670) y cuando se pasaban del cupo cobraban horas extras a precio de oro. José Blanco puso fin a ese privilegio discriminatorio y por eso ahora hacen una interpretación torticera del decreto. Hay algo más, un expediente de traslado de profesionales trae a Santiago once nuevos controladores para cubrir las carencias. Ahora mismo cinco de ellos (que aliviarían el trabajo de sus compañeros) no pueden hacerlo porque nadie tutela sus prácticas reglamentarias con la disculpa del cupo de horas. Es el ejemplo de solidaridad de unos privilegiados. Un insulto a los cuatro millones y pico de parados.

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS