Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

EDITORIAL

Luego no valdrá llorar

28.01.2011 
A- A+

MERECE LA PENA. Cierto es que Ryanair se está subiendo mucho a la parra a la hora de pedir dinero por mantener sus líneas de bajo coste, pero igual de cierto, o más, es el hecho de que Compostela lleva varios años viviendo una etapa dorada, en lo que a llegada de turismo internacional se refiere, gracias, en buena parte, a las aerolíneas low cost. Si queremos mantener el tirón, los sectores más beneficiados tendrán que mojarse. Y si no lo hacen, que luego no vengan con lloriqueos.