El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

EDITORIAL

El metílico, un caso por reabrir

27.09.2010 
A- A+

OLVIDADOS Galicia vivió entre 1963 y 1964 uno de los mayores envenenamientos masivos de la historia. Se calcula que unas mil personas pudieron fallecer tras ingerir bebidas elaboradas con alcohol metílico, una sustancia que abrasaba primero al nervio óptico, después el hígado, y posteriormente, acababa con el sistema nervioso. Tras cuatro años de investigaciones se celebró un juicio en el que 11 bodegueros fueron condenados a penas de entre 1 y 20 años de prisión por delitos contra la salud pública. La sentencia reconocía que no habían tenido intención de matar, pero sí de enriquecerse a costa de un producto que se sabía nocivo. Oficialmente sólo pudo demostrarse mediante autopsias que el metílico mató a 51 personas y dejó a otras nueve ciegas. Además de la cárcel la Justicia impuso también a los culpables el pago de indemnizaciones a los afectados por ingerir el peligroso alcohol que salía de sus bodegas convertido en aguardiente, ron o licor café. Pero esta parte de la sentencia nunca ha llegado a cumplirse. Los acusados se declararon insolventes y jamás pagaron sus cuentas. Medio siglo después algunos de los afectados han comenzado a organizarse para intentar sacar al caso del olvido. Piden que se reabra y que se dirima también la responsabilidad del Estado. Numerosas familias quedaron rotas por culpa del metílico y deberían tener derecho a recibir la compensación que en su día les prometió la Justicia.