Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Jueves 18.09.2014  | Actualizado 19.13 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Opinión » Periodismo ciudadano | periodismociudadano@elcorreogallego.es

Luis Negro

La serpiente de mazapán y la visión cíclica de la vida y la muerte

Al igual que los huesos de santo, para el 1 de noviembre, o las filloas para los Carnavales, la Navidad tiene su rica y variada repostería tradicional: turrones, guirlaches, mazapanes, tortas de pastor y roscón de Reyes son dulces típicos de esta mágica época del año. Pero además, puntual a su cita, entre los escaparates de muchas confiterías de Santiago, se hace un hueco un dulce en forma de dragón o serpiente, según "el color del cristal con que se mire", una especial anguila de mazapán, muy típica hasta hace unas décadas, en toda la geografía española. Afortunadamente, en ciudades gallegas, como Ferrol o Santiago, la anguila de mazapán, aún a riesgo de ser declarada "especie en extinción", sigue volviendo a casa por Navidad.

La tradición pastelera de la anguila de Navidad se dio hasta hace unas décadas en toda España, no siendo por tanto exclusiva de ninguna región en concreto, si bien sólo en algunas comunidades, incluidos determinados puntos de Galicia, sigue siendo abundante su producción.

La repostera de Santiago, Mercedes Mora nos informa de que la forma de este dulce debe ser redonda y presentada en espiral. La caja siempre tendrá un tamaño adecuado al del peso de la anguila. En la base de la caja, se coloca una oblea redonda de igual tamaño al de la caja. Sobre ésta, se coloca un disco de almendra o mazapán cocido (compuesto de azúcar y almendra), al que se da una pasada por el fuego, incorporándole azúcar a punto de bola. Otros apetitosos ingredientes son el cabello de ángel, pasta de almendra cruda y huevo, además de peladillas y chocolate, para los adornos del animal.

Posibles orígenes

El 21 de diciembre tiene lugar el solsticio de invierno, jornada en la que se produce la noche más larga y el día más corto del año. A partir de esta fecha, las noches empiezan a ser más cortas y los días más largos. Por esto, desde tiempos remotos, se asoció este día con el Sol, símbolo de nacimiento, opuesto a la serpiente, símbolo de la muerte y que componen el eterno ciclo anual de la vida.

Los estudios constatan que existe un denominador común en todas las culturas, y tradiciones que hablan sobre dragones y serpientes: siempre son derrotadas por el fuego o por divinidades solares. El Sol, (el nacimiento de la vida) representa así al Bien y los dragones y serpientes (cucas, cocas, cocos y anguilas) representan el mal y la muerte. Es muy probable que el dulce de la anguila —o serpiente— de mazapán, exclusivo de Navidad, esté relacionado con esta visión cíclica de la vida y la muerte, de nacer y morir que el hombre ya supo interpretar hace miles de años.

En Menorca, la anguila, o serpiente, también es protagonista de Navidad. Allí es muy popular entre los niños, el Joc de la Cuca. Curiosamente, el juego, precisa de una plantilla o tablero, similar al Juego de la Oca, en el que, en recuerdo de la anguila navideña, hay dibujados unos círculos concéntricos.

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS