El Correo Gallego

Panorama » Nacional | nacional@elcorreogallego.es

La fiscal dice que Otegi tuvo un "poder de decisión absoluto" en Anoeta

EFE. MADRID  | 12.11.2010 
A- A+

La Fiscalía de la Audiencia Nacional considera que el ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi tuvo un "poder de decisión absoluto" en el acto celebrado por la formación ilegalizada y no por "la izquierda abertzale en general" en el velódromo de Anoeta el 14 de noviembre de 2004.
 
Así lo ha expresado la fiscal Teresa Sandoval en la última sesión del juicio a Otegi y los dirigentes de Batasuna Joseba Permach y Joseba Álvarez por enaltecimiento del terrorismo, hechos por los que reclama 18 meses de prisión y 12 de inhabilitación absoluta para cada uno.
  
Sandoval ha considerado que es "impensable" que los tres acusados "no controlaran totalmente" el acto, cuya puesta en escena y la presencia de una pantalla gigante en la que se emitieron imágenes de presos etarras, provocaron lo que "pretendían desde el principio", enaltecer a los terroristas y provocar gritos entre el público de "Gora ETA militarra".
  
Ha respondido así a Otegi, Permach y Álvarez, que ayer se desmarcaron de la organización del evento al asegurar que desconocían quién montó el escenario o quién eligió los vídeos que se mostraron durante el mismo.

"No nos podemos creer que Otegi bastante tuvo con organizar el discurso y que estuvo encerrado los días anteriores", ha dicho la representante del Ministerio Público en contra de lo alegado por el dirigente abertzale, que afirmó que en los días previos se encerró preparando su intervención de la que estaba "pendiente todo el país".
  
La fiscal ha insistido en que ese "encierro" no fue real, pues el 21 de octubre de ese año, los tres participaron en una rueda de prensa junto a otros miembros de la Mesa Nacional para anunciar "un nuevo posicionamiento político" que Batasuna daría a conocer en el velódromo y, diez días después, presentó el cartel del acto.
  
A ello ha añadido que, el 13 de noviembre, Álvarez se reunió con distintos medios de comunicación en el velódromo, donde "les hizo una pequeña explicación de cómo se iba a desarrollar el acto".
  
De esta forma, Otegi tuvo, a juicio de la fiscal, un "poder de decisión absoluto" en la preparación y desarrollo del mismo, por lo que tenía "pleno conocimiento" de que se iba a reproducir un vídeo con imágenes de presos de la banda terrorista.
  
Para Sandoval, es "inasumible" que fuera el montador de una empresa "el que haga el guión y determine los contenidos" de un acto, tal y como ha sostenido hoy el presunto etarra Sergio Lezkano, que ha asegurado que él y otros dos compañeros contratados por una empresa se encargaron "del acto completo, desde poner el escenario, al audio, la escaleta, quién va a participar", etc.
  
"En ningún momento se trata de criminalizar opciones políticas por muy en contra que vayan de las opiniones e incluso del Estado de Derecho", ha recalcado Sandoval después de concluir que "este acto fue organizado por Batasuna y no por la izquierda abertzale en general".
  
Por su parte, el Foro de Ermua, que ejerce como acusación popular, ha tenido que rebajar su petición inicial de cinco años a dos porque el tribunal le impidió acusar a los procesados por asociación ilícita, desobediencia y quiebra de medida cautelar.
  
Su representante, Fernando García Capelo, ha considerado que objetivo del vídeo proyectado era lanzar el mensaje de que el terrorismo "ha sido y es necesario" para mantener las posiciones de la izquierda abertzale y ha insistido en que es "impensable" que no hubiera una coordinación" entre los tres acusados sobre el acto que, ha recalcado, fue organizado por Batasuna, ilegalizada por el Tribunal Supremo en marzo de 2003.