El Correo Gallego

Noticia 73 de 179 noticia anterior de Capitalidade Santiago Santiago » Capitalidade Santiago

'Con-Fío en Galicia', cita con grandes diseñadores y una industria global de éxito

La muestra, abierta hasta septiembre, es un viaje en el tiempo através de diferentes accesorios, instrumentos, tejidos y tendencias de moda

Algunos de los modelos más representativos de la muestra Con-Fío en Galicia que puede contemplarse en la Cidade da Cultura, obra de creadores de la década de los 90 y 2000 - FOTO: FERNANDO BLANCO
Algunos de los modelos más representativos de la muestra Con-Fío en Galicia que puede contemplarse en la Cidade da Cultura, obra de creadores de la década de los 90 y 2000 - FOTO: FERNANDO BLANCO

ANA IGLESIAS  | 20.03.2016 
A- A+

Conscientes de que Galicia ocupa un lugar propio en la historia de la moda, algo que acreditan grandes diseñadores y una industria global, desde la Cidade da Cultura se ha querido rendir homenaje al sector textil proponiendo a los visitantes un viaje en el tiempo "a través de diferentes tecidos, instrumentos, adobíos e tendencias que debuxan o que fomos e o que somos", convirtiendo el Museo Gaiás en una gran pasarela donde comprobar la evolución del vestir en una selección de piezas históricas, fotografías, vídeos, documentos y objetos artesanales, y que podrá contemplarse hasta el próximo mes de septiembre, con entrada libre.

Un viaje que arranca en el Paleolítico, época en la que está datada una aguja de coser procedente de la Cova de Eirós, y llega a nuestros días, con las tablets de última generación que el gigante Inditex utiliza en su día a día, pasando por distintas vestimentas, incluyendo trajes tradicionales, reconstrucciones históricas y reinterpretaciones vanguardistas, sin olvidar la década de los ochenta y lo que sus diseñadores supusieron para la historia de la moda gallega.

Y es que no se puede hablar del textil en Galicia sin hacerlo de modistas de la talla de Adolfo Domínguez, Gene Cabaleiro, Florentino, Caramelo, Roberto Verino, Antonio Pernas, María Moreira, María Mariño, Kina Fernández y muchos otros que acapararon las portadas de las revistas especializadas de la época, situando nuestra comunidad en el punto de mira de las pasarelas y editoriales de todo el mundo. A ellos le seguirían el fenómeno Inditex, la Sociedad Textil Lonia y nuevos valores del diseño actual como la firma D-Due, Sara Coleman, José Castro o Eva Soto, entre otros.

La muestra arranca con un repaso por la historia del traje recorriendo la vestimenta prehistórica, castreña, medieval, renacentista y romántica, que ofrece al visitante la posibilidad de ver "a evolución do noso vestir a través de indumentaria civil, de diario, de fextexo e roupa tradicional", tal y como apunta el comisario, que invita al público a ver la selección de piezas históricas recopiladas y dejarse seducir por las recreaciones históricas de las vestimentas de personajes icónicos de la Historia de Galicia como el rey Alfonso IX o la reina Doña Berenguela, confeccionadas por la diseñadora Arantxa Vilas.

Y son precisamente las prendas de esta creadora gallega, de hecho, uno de los atractivos de la muestra, ya que dará al visitante la oportunidad de ver de cerca el trabajo de Vilas, instalada en Londres desde hace algún tiempo y conocida por ser la responsable del vestuario de series internacionales como la exitosa Juego de tronos desde su Pinaki Studio.

También firman recreaciones muy curiosas otras diseñadoras como Carmen Pichel, encargada de vestir desde su taller de Lestedo a la poetisa Rosalía de Castro, o las fantasías históricas realizadas por alumnos de las escuelas EASD Mestre Mateo, de Santiago, y Esdemga, de Vigo, que ofrecen sorprendentes versiones contemporáneas de vestimenta del siglo XVII.

La profesora Carmen Pastoriza, del centro compostelano, explica que "Miguel Anxo Seixas Seoane enviounos dúas fotografías, a primeira imaxe era dun sarcófago denominado Sartego de Paio Salgado Gondín, propiedade do Museo Provincial de Lugo, e a segunda consistía na imaxe dun tapiz, propiedade da Fundación Centro Etnográfico Joaquín Díaz, co nome Una gallega de Noya con un gallego de Tui, bailando la danza prima, e sobre estas dúas imaxes solicitounos unha reinterpretación libre e con fantasía de tres das personaxes que aparecían nas imaxes".

Lanzado el reto, diez alumnos de Estilismo Escénico formaron tres grupos de trabajo, y cada uno realizó un estudio creativo y principalmente autónomo de cada personaje, y juntos buscaron incorporar colaboraciones entre alumnado de diversas especialidades para hacer más provechosa y positiva la experiencia.

El resultado es una serie de creaciones que combinan maderas, tejidos actuales y antiguos, transparencias, figuras, terciopelos y hasta mallas metálicas que dan una visión muy vanguardista de la ropa que utilizaban nuestros antepasados.

Como no podía ser de otra forma, los años ochenta, la década dorada de la moda gallega, es uno de los puntos más interesantes de la exposición. Recuerda el célebre eslogan de La arruga es bella, de Adolfo Domínguez, que traspasó fronteras y vistió a los protagonistas de Corrupción en Miami, y recuerda el nacimiento de firmas emblemáticas, muchas de ellas absolutamente consolidadas, que han situado a Galicia en el mapa internacional de la moda. No faltan el grupo Galicia Moda, los primeros desfiles, la pasarela Luada, las fotografías de Outumuro, Xoán Piñón o Carré, y las bases para dos de las grandes empresas del sector, Inditex y la Sociedad Textil Lonia.

Un viaje por el tiempo que finaliza en la actualidad, mostrando una pincelada del trabajo de los creadores contemporáneos y sus logros, como Eva Soto, que ha vestido a Lady Gaga; José Castro y sus diseños para las protagonistas de Sexo en Nueva York, o diseñadores punteros como Amai Rodríguez Coladas, Elena Rial o Jorge Vázquez; empresas como D-Due, de Charo Froján; los proyectos experimentales de Knittbrary y Latitude, o las llamativas creaciones de LaCanalla, entre otros.

Y junto a la historia de la moda y la evolución del diseño, un apartado especial para hablar del sector textil en Galicia que da empleo a 13.000 personas y representa el 6,5 % de la riqueza de la comunidad.

Además del omnipresente Inditex, que invita a visitar a través de pantallas su cadena de producción, sus tiendas repartidas por todo el mundo y sus colecciones, también se puede conocer más de cerca los logros de la Sociedad Textil Lonia o el volumen de facturación de las mayores empresas textiles en Galicia como AD, Bimba&Lola, Selmark, Florentino, Etiem o Rosendo Francisco, entre otras.

Especialmente curioso en este apartado resulta volver la vista atrás para llegar a las máquinas de coser Refrey, las primeras fabricadas en Galicia, que desde el barrio vigués de Bouzas saltaron al resto de España por su gran avance tecnológico, llegando a venderse entre las décadas de las sesenta y setenta más de 30.000 máquinas al año, toda una proeza en la época. O la camisería Regojo, en Redondela, que no necesitaban planchado y que llegó a tener en los años sesenta 1.200 empleados y una producción de 15.000 camisas diarias. Como curiosidad, la campaña de publicidad protagonizada por Dalí que difundió las virtudes de la prenda, bautizada como camisa Dalí en su honor, a cambio de 125.000 pesetas de la época y una porcentaje sobre las ventas o el traje gallego diseñado por el mismísimo Pablo Picasso.