El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

proyecto

Antón Lopo y Prado callejearon "Co ceo á costas" por Compostela

Ambos artistas protagonizaron ayer una performance por las rúas del Casco Histórico, utilizando un espejo como único instrumento // El objetivo era mostrar a los viandantes una perspectiva distinta de la ciudad

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 16.06.2006 
A- A+

Viky García
Antón Lopo, de espaldas, junto a su espejo
FOTO: Viky García

Un espejo es el único instrumento que Iván Prado y Antón Lopo utilizaron ayer en una performance que permitió a los paseantes descubrir una nueva prespectiva urbana de Compostela y que, bajo el título Co ceo a costas, investiga los límites físicos de la resistencia.

Co ceo a costas, un trabajo con un fuerte contenido visual y físico, que explora en un juego de espejos los límites de la libertad, fue la primera de las performances de un ciclo incluido en la exposición Dentro, de Antón Lopo, que se exhibe hasta finales de julio en la Casa da Parra, galería pública gestionada por la Consellería de Cultura.

La muestra, concebida como un recorrido por los orificios y la luminosidad de la memoria perdida, superó esta misma semana los mil visitantes.

 Viky García
Una imagen obtenida en la performance que protagonizaron Iván Prado y Antón Lopo en Santiago
FOTO: Viky García

Durante más de una hora, Prado y Lopo cargaron con un espejo de grandes dimensiones en una perfomance que, segun su autor, "ten un forte contido visual", fundiendo lenguajes próximos también a la instalación. "Irónica na súa concepción e poderosa no seu desenvolvemento físico", Co ceo a costas, señala Antón Lopo, "tenta ser unha metáfora sobre a realidade e os límites da liberdade, sobre as tradicións sociais e as partículas de resignación emocional".

Para Iván Prado y Antón Lopo, coordinador de Maré en Galicia Hoxe, éste es el tercer trabajo que hacen juntos, en una colaboración que se inició el año pasado con la gira de apoyo a las bases zapatistas en Chiapas con el espectáculo Os magos galegos. Posteriormente realizaron Sete con Manolo Martínez, una performance articulada alrededor del ritmo cardíaco que se estrenó en la Fundación Luís Seoane, dentro de Traslittera.