El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

El Arzobispado muestra su pesar por las "ofensas gratuitas" a los creyentes

Recibieron numerosas muestras de disgusto a lo largo de la jornada por las faltas de respeto hacia la Iglesia y sus miembros

CARLOS PÉREZ SANTIAGO   | 14.02.2018 
A- A+

Fuentes del Arzobispado declararon ayer a EL CORREO GALLEGO su profundo sentimiento "de disgusto y de dolor" por el contenido del pregón de Entroido que el sábado por la noche pronunció, en O Toural y ante numerosos vecinos, el escritor Carlos Santiago. Como publicó este periódico, el pregonero aprovechó esta ocasión para arremeter contra las creencias de los cristianos mediante exclamaciones que fueron calificadas de muy irreverentes, groseras y vergonzosas por numerosas personas asistentes al acto, algunas de las cuales optaron por irse para no seguir escuchando "semejantes barbaridades".

El actor hizo mención al tamaño de los testículos del Apóstol, tildó de puta a la Virgen e incluso imaginó una supuesta felación de la Pilarica al Santo. El arzobispado insiste en que no es de recibo despreciar de esa forma las creencias religiosas de los demás y de una forma tan gratuita. Destaca, asimismo, que numerosos vecinos se pusieron en contacto con dicha institución para comunicarles su disgusto y su dolor.

Esta reacción del Arzobispado se sumó a las muchas que se produjeron durante la jornada de ayer. Además de la gran multitud de opiniones contrarias expresadas en la página web de EL CORREO GALLEGO y en las redes sociales, también varios medios digitales se hicieron eco de las ofensas al Apóstol y a la Pilarica. Desde luego la noticia de este periódico tuvo una enorme repercusión en la web. La mayor parte de las opiniones se mostraban contrarias a la falta de respeto "gratuita" hacia el Apóstol o la Virgen, y criticaban con dureza que el grupo de gobierno del Ayuntamiento contratase a ese monologuista, siendo consciente de lo que iba a contar. Hay que recalcar que el pregón estaba ya previsto, no improvisado, puesto que Carlos Santiago repite estos monólogos y se pueden ver también en plataformas como Youtube.

santiago@elcorreogallego.es