El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Barajan desacralizar Santa Susana para convertirla en una sala cultural

El Arzobispado podría llegar a cederla con la condición de que se cuide la iglesia // En los últimos siete años la parroquia tuvo que arreglar los ventanales rotos en varias ocasiones

La capilla y su entorno fueron objeto de diversos ataques vandálicos y víctima de numerosas pintadas en los últimos años.  - FOTO: ECG
La capilla y su entorno fueron objeto de diversos ataques vandálicos y víctima de numerosas pintadas en los últimos años. - FOTO: ECG

C. NOYA   | 04.06.2018 
A- A+

En los últimos siete años la parroquia de Santa Susana-El Pilar ha tenido que cambiar tres veces los cristales de la capilla situada en la carballeira de la Alameda, debido a las continuas gamberradas, invirtiendo para ello más de 9.000 euros en las reparaciones.

Ahora, la parroquia tiene que cambiarlos de nuevo, puesto que los catorce ventanales de la capilla están rotos, lo que provoca daños en el interior de la iglesia, ya que por los ventanales rotos acceden al interior de la misma pájaros que hacen sus nidos dentro del edificio y reparten sus excrementos por el interior. Incluso han llegado a aparecer palomas muertas dentro de la capilla. Así, de continuar con esta situación, el retablo del templo podría sufrir daños.

Según ha podido saber este rotativo, la parroquia no está dispuesta a seguir asumiendo el coste de las reparaciones, y exige al Ayuntamiento que asuma las mismas o, al menos, contribuya en parte, tal y como se acordó verbalmente en la época de Ángel Curras como alcalde de Santiago. Es más, exigen que este acuerdo se ponga por escrito. Gracias al mismo, el Concello utiliza una caseta cercana a la iglesia, propiedad de la parroquia, para guardar utensilios de jardinería. La condición para usarla era encargarse de mantener vigilada y en buen estado la zona que rodea a la capilla. Además, ahora piden que se instale un sistema de videovigilancia para impedir las gamberradas.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt