Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Miércoles 23.07.2014  | Actualizado 00.11 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Noticia 1 de 1 Santiago | local@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

La Casa do Cabildo será el museo más estrecho

Arrancan las obras de rehabilitación de la Casa do Cabildo // El edificio, de tan solo 3,5 metros de ancho, contará con un ascensor

CARLOS DEAÑO SANTIAGO   | 18.01.2011 
A- A+

La Casa do Cabildo incrementará en más de seiscientos metros la capacidad museística de Santiago. Las antiguas viviendas y bajos comerciales del inmueble de la plaza de Platerías se convertirán en una prolongación del Museo da Cidade e das Peregrinacións que se instalará en la anterior sede del Banco de España.

Después de la reciente adjudicación de las obras de rehabilitación de la casa, el Consorcio organizó ayer una visita a las instalaciones para explicar in situ las características de los trabajos que se llevarán a cabo.

La directora técnica de Rehabilitación del Consorcio, Lourdes Pérez, explicó los trabajos que se van a llevar a cabo, y que arrancarán por la recuperación de la fachada, que será tratada "como un retablo".

Cabe recordar que se trata de una fachada telón, es decir, que se construyó para cerrar Platerías por la zona sur con un edificio que estuviera acorde con el resto de las construcciones. Por ello, se colocó sobre las últimas casas de la Rúa do Vilar y A Raíña un muro y poco más. Las viviendas apenas tienen unos tres metros de ancho.

De esta forma, en el bajo, las dos plantas y el bajo cubierta, sólo hay una habitación de fondo a cada lado de la escalera de piedra, uno de los elementos más importantes del edificio, que será conservado, al igual que las bóvedas de piedra que separan el bajo del primer piso y sirven de pavimento a este último.

En el interior, el estado de conservación es muy deficiente, por lo que será necesario reemplazar todos los elementos estructurales y constructivos dañados, conservando los restantes en la medida que sea posible.

En las plantas superiores el pavimento es de madera, y en algunos puntos presenta roturas. Con todo, la arquitecta señaló que se procederá a la sustitución de las partes que están rotas, pero se mantendrá el resto, como la mayoría de las vigas de madera, que a pesar de contar con más de dos siglos de antigüedad, están en buen estado.

Taller En la planta baja se mantendrá la platería que hace esquina a la Rúa do Vilar, incluso durante las obras. En la esquina opuesta hubo hace años también otra platería. De hecho, se conserva todavía parte del taller situado en la parte trasera, y que el Consorcio tiene previsto conservar e incorporar a la oferta expositiva del museo.

En las plantas superiores se aprecian más los estragos de la humedad y de las goteras, de forma que será necesaria una intervención a fondo, incluyendo todos los revocos de las paredes.

La operación afecta tanto a la construcción que está situada detrás de esta fachada telón como al edificio anexo que hace esquina a la rúa da Raíña, y que está más atrasado.

Este último, en cuyo bajo existió hasta hace unos años un bar, tiene entrada independiente, y aunque tiene los mismos pisos que el cuerpo principal de la casa, las cotas no coinciden. De esta forma, lo que está previsto es aprovechar el hueco para colocar una escalera y un ascensor que permita el acceso a las plantas altas a las personas que tengan problemas de movilidad.

La estructura del edificio será objeto de investigación por parte del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), concretamente, del departamento de especialistas en paisaje, que harán una lectura de los paramentos para establecer la cronología de las diferentes etapas constructivas que tuvo el inmueble.

Este tipo de estudios ya se realizó previamente en otros trabajos de rehabilitación llevados a cabo por el Consorcio. Por ejemplo, en la Casa do Deán.

Además de la rehabilitación también se dotará al inmueble de todo el equipamiento y las instalaciones imprescindibles para que pueda hacer frente a la transformación de vivienda y negocios particulares a museo abierto al público.

Las obras fueron adjudicadas por un importe de 797.207 euros a la empresa Diconsa, especializada en obra de rehabilitación, que contará con un plazo de doce meses para poder llevarlas a cabo. El proyecto cuenta con el apoyo financiero del Ministerio de Fomento, que aporta 693.028 euros con cargo al 1% de gasto cultural.

Fernández Sarela. El edificio lo construyó en el siglo XVIII, entre 1755 y 1758, el arquitecto Clemente Fernández Sarela por encargo del Cabildo catedralicio, para cerrar la plaza. Esta finalidad hace que frente a los 25 metros de fachada, el interior sólo tenga 3,5 metros de ancho.

Fue propiedad del Cabildo hasta la desamortización del siglo XIX, cuando pasó a manos privadas a través de una subasta. Así permaneció hasta que el Consorcio decidió adquirirlo en 2008. Está catalogado en el Plan Especial de la ciudad histórica con nivel uno, la máxima protección, y cuenta ya con un plan director de restauración que ahora se llevará a la práctica.

local@elcorreogallego.es  

DETALLES

Máximo nivel de protección urbanística

ESCALERA EJE CENTRAL

La piedra Está presente en la base de la escalera, si bien los siguientes tramos son ya de madera. El inmueble está considerado como "una de las más importantes y conocidas intervenciones de la escenografía barroca urbana en la ciudad de Santiago. En él trabajaron, además de Fernández Sarela, algunos de los mejores canteros, carpinteros y herreros de la ciudad. En el centro de la fachada se colocó una piedra conmemorativa en la que está escrito Pro commoditate ad ornato urbis. A falta de que se redacte el plan museográfico del conjunto, se prevé que el edificio esté abierto al público.

DISTRIBUCIÓN DE VIVIENDA

Lareira Los bajos estuvieron dedicados primero a la venta de golosinas, y después a una frutería ambulante que se colocaba en la plaza, mientras que las plantas superiores y el edificio anexo de A Raíña se dedicaban a viviendas. De hecho, se conservan elementos como la lareira que se aprecia en la fotografía y varios aseos. En cuanto a los bajos se mantendrá la platería actualmente abierta, pero no así el bar que abría hacia A Raíña, y que cerró sus puertas hace dos años. En esta zona es donde está previsto colocar el ascensor.

VISTAS A LA CATEDRAL

Al norte. Una de las grandes ventajas de la Casa do Cabildo es que a pesar de estar orientada al norte, lo que le proporciona menos luz y más humedad, las vistas lo compensan con creces. Frente a las ventanas se encuentra la plaza y la fachada de Platerías y la torre del reloj, la famosa Berenguela. El futuro Museo da Cidade e das Peregrinacións estará repartido en tres sedes: la de la Casa do Cabildo; la de la Casa Gótica (actual Museo das Peregrinacións), y el que se acogerá la antigua sede del Banco de España, también en Platerías.

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Vídeo

  • Arranca a rehabilitación da Casa do Cabido, que acollerá unha parte do Museo da Cidade. O edificio tén pouco máis de tres metros de ancho. Correo TV
Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS