El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Casi cien familias logran 'resucitar' los pisos por los que esperan desde 2006

La financiación de Abanca, el aval de la constructora Julio Rey y la sólida unión de los cooperativistas permiten dar continuidad a un plan que nació hace una década // "Por fin se vislumbra un final feliz"

Integrantes de la cooperativa Novamuiña posan delante del edifcio, situado en el barrio de San Lázaro - FOTO: Martín Fernández
Integrantes de la cooperativa Novamuiña posan delante del edifcio, situado en el barrio de San Lázaro - FOTO: Martín Fernández

MARTÍN FERNÁNDEZ. SANTIAGO   | 14.01.2018 
A- A+

"Los más de 80 socios que en su día entramos a formar parte de la cooperativa A Muíña, allá por 2006, con el objetivo de adquirir un piso protegido en San Lázaro, vemos que por fin nuestro largo viaje se acerca a un final feliz". Así, felices, se muestran las más de 80 familias que en 2006 constituyeron una cooperativa para construir 99 viviendas en la Parcela UER-4 del Sunp-5 de A Muíña, y que ahora, tras muchos años de bloqueo, después de que en 2012 el BBVA les negase el crédito promotor necesario para culminar el proyecto, celebran el desbloqueo de una situación que dejaba en el aire 99 viviendas, locales, garajes y trasteros en la Parcela UER-4 del Sunp-5 de A Muíña, en el barrio de San Lázaro.

"Fueron años muy complicados desde que aportamos nuestros ahorros, en muchas ocasiones recurriendo a pólizas de crédito suscritas con el BBVA, para afrontar los gastos iniciales de la cooperativa. Se adquirieron los terrenos, se pagó la urbanización, la licencia, todos los gastos de escrituras y registro y ya teníamos el proyecto", relatan los cooperativistas. Pero cuando todo estaba listo para iniciar la obra llegó la crisis. "Después de varios retrasos, en 2011 estábamos en condiciones de iniciar la obra, sólo faltaba el crédito promotor que ya estaba negociado y apalabrado con el BBVA, pero la crisis que afectó al sector financiero y al de la construcción se llevó por delante lo acordado y nos encontramos sin financiación y con la obra paralizada", afirma el actual consejo rector de Novamuiña, la cooperativa que se constituyó para retomar la promoción.