Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Sábado 26.07.2014  | Actualizado 00.00 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Noticia 1 de 1 Santiago | local@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Clamor en Santiago contra los 'cigarrones' nocturnos

Denuncia para el primer fumador insumiso en un pub de la zona vieja // El responsable del establecimiento llamó a la Policía Local ante la desobediencia reiterada del cliente // Tras un discurso de escasa coherencia, optó por marcharse por su propio pie

ANA CALVO SANTIAGO   | 17.01.2011 
A- A+

Tras dos semanas con la nueva normativa sobre el consumo de tabaco en espacios públicos en vigor, la Policía Local compostelana se estrenaba el viernes de madrugada en su faceta de garante de su cumplimiento. Eran casi las tres y media de la madrugada cuando el responsable de un local de la zona vieja se veía obligado a llamar la atención a uno de sus clientes por incumplir la prohibición de fumar dentro del establecimiento. La negativa del fumador a apagar el cigarro provocó que el responsable del pub llamase a la Policía Local. Cuando los agentes llegaron al local el infractor no había depuesto su actitud -tenía un cigarrillo encendido en la mano- e incluso respondió a los agentes con un discurso bastante incoherente, según los testigos.

Aunque el fumador insuimiso fue identificado para tramitar una denuncia por la infracción de la polémica norma sobre el consumo de tabaco, él mismo optó por marcharse del local sin necesidad de que lo desalojasen los agentes municipales.

La nueva normativa mantiene las mismas sanciones que ya existían antes de 2010. Eso supone que para los locales que incumplan la normativa y permitan fumar a sus clientes, las multas previstas van de 6.000 hasta 60.000 euros. Los ciudadanos de a pie que opten por la insumisión se exponen a una primera multa de treinta euros, que asciende en caso de reincidencia hasta seiscientos y puede llegar mediante la reiteración de episodios hasta los 10.000.

Problema asociado. Sin embargo, para los vecinos del casco histórico y en general de las zonas de ocio nocturno hay amenazas mayores que la insumisión de los fumadores, derivadas precisamente en el estricto cumplimiento de la ley. El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, reconocía el pasado viernes que desde la asociación de Hostelería han solicitado permiso para instalar calefactores y ceniceros en la puerta de los locales. Desde Raxoi rechazan esta posibilidad ya que "agravaría el problema de ruido" asociado a la actividad de bares, pubs y discotecas.

El regidor local reconoce que no se puede "poner un policía en la puerta de cada local", pero asegura que desde el gobierno local se "adoptarán medidas" para que los responsables de los locales no permitan a sus clientes salir a la calle con copas, y se dispersarán aquellas concentraciones de personas "que causen molestias" a los vecinos. Bugallo asume, sin embargo, que no se puede impedir a los clientes de los locales que, en cumplimiento de la Ley Antitabaco, salgan a la puerta de los establecimientos a fumar.

acalvo@elcorreogallego.es

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS