El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Dimite Ángel Currás por imposición de la cúpula del PP gallego y el conselleiro Agustín Hernández será nuevo alcalde de Santiago

La comparecencia en la que iba a presentar su equipo se convirtió en una despedida en la que estuvo solo// Reconoce que gobernar Compostela se convirtió en un “padecimiento”

A la izquierda, el ya ex alcalde Ángel Currás con la concejala Reyes Leis. A la derecha, el nuevo alcalde de Santiago, Agustín Hernández - FOTO: Fernando Blanco
Ver galería
A la izquierda, el ya ex alcalde Ángel Currás con la concejala Reyes Leis. A la derecha, el nuevo alcalde de Santiago, Agustín Hernández - FOTO: Fernando Blanco

ANA CALVO. SANTIAGO  | 09.06.2014 
A- A+

“Lo que yo presentaba hoy era un equipo de gobierno”, reconocía ayer Ángel Currás en la rueda de prensa en la que anunció su dimisión y la entrada, como concejal y próximo alcalde, del conselleiro Agustín Hernández, número 25 de la lista electoral. La convocatoria para dar a conocer a los nueve concejales que le ayudarían a completar la legislatura, y de los que ya solo quedaba uno por desvelar, se convirtió así en una despedida en la que el tono del todavía alcalde desmentía buena parte de sus palabras. “Me he sentido siempre arropado por el partido” o que su dimisión es “una reflexión que llevo haciendo desde hace tiempo, que he madurado y ahora me parecía oportuno” son algunos de los ejemplos, en una comparecencia en la que Currás estuvo solo, sin el habitual apoyo de Reyes Leis, que sí le acompañó antes y después de la rueda de prensa, ni ninguno de los otros concejales. El único que entró a la sala de prensa fue Néstor Valcárcel, uno de los miembros de ese nuevo equipo que tenía preparado y ahora queda en suspenso.

Pese a insistir en que se trata de una decisión personal, Currás utilizó las mismas palabras de Núñez Feijóo el pasado jueves: “Santiago tiene que abrir una nueva etapa”, y será, matizó “con un equipo necesariamente nuevo que tiene que garantizar un proyecto en mejores condiciones”. Reconoció que sus dos años como alcalde no han sido fáciles, y que trató de evitar que las circunstancias excepcionales que ha vivido la corporación “afectasen un solo día a la gobernabilidad de la ciudad”. Currás dijó que la “pasión por Compostela” con la que había asumido la Alcaldía se había converitdo con el tiempo en un “padecimiento, propio de las convulsiones que hemos tenido”.
Imputado en la operación Pokémon y el caso Carril, con la dimisión de siete concejales por inhabilitación y otros dos por decisión personal, Currás dedicó la última semana a preparar un equipo “solvente, sólido y con decisión firme de colaborar”. Ese equipo quedará ahora en el aire, a la espera de que Agustín Hernández tome sus propias decisiones, también sobre la continuidad de Currás, que ayer respondió “no es el momento” a la pregunta de si seguirá como edil.

Currás volvió a negar ayer las presiones del partido para que presentase su dimisión, que fue según sus palabras producto de una reflexión personal. Dijo haber reflexionado “en las últimas fechas qué es lo que más podía convenir a la ciudad y a los vecinos”. Renunciar como alcalde es la mejor opción “para que Santiago tenga un gobierno en las mejores condiciones de estabilidad y continuidad”. Ante la “situación excepcional” que vive la corporación “lo razonable es que se adopte una decisión excepcional”.

“Con el presidente de la Xunta he hablado largo y tendido sobre este asunto”, reconoció Currás, que recurrió en dos ocasiones a las mismas palabras del presidente de la Xunta, para decir que Santiago “necesita una renovación en la Alcaldía que pasa por una persona de la lista, que está ahí y que puede asumir esa función. Con Agustín voy a colaborar desde el primer momento”, remachó.
En el balance que Currás hace de los dos años que estuvo al frente de la Alcaldía hay más sombras que luces. “El momento no ha sido fácil, el momento ha sido duro. Hubo buenos momentos pero también momentos complejos”, reconoce. “Gobernar Compostela es gobernar una de las ciudades más importantes del mundo. Estar en la plaza del Obradoiro es estar en la plaza más universal de Europa”. Ayer, sin duda, todos los focos estaban sobre el pazo de Raxoi.