Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Entran en la recta final las obras del 'gran teatro' de El Pilar

Con la cubierta lista y sin la inmensa grúa de Pescadería Vella, estará listo en mayo

ANA CALVO SANTIAGO   | 27.01.2011 
A- A+

Antonio Hernández
RETIRADA La enorme grúa que ha permitido instalar la cubierta del edificio se desmontaba ayer, dejando despejada la plaza
FOTO: Antonio Hernández

El auditorio de Novacaixagalicia en la rúa Preguntoiro quedó ayer liberado de la inmensa grúa que, desde la plaza de Pescadería Vella, ha prestado asistencia a los trabajos de vaciado interior y de instalación de la nueva cubierta. El arquitecto responsable de los trabajos, José Luis Pereiro, explicaba ayer en declaraciones a EL CORREO GALLEGO que ahora la obra entra en la fase de acabados interiores, de forma que, según lo previsto, estará terminado "a finales de abril o principios de mayo".

Aunque todavía no hay una fecha prevista para la inauguración del auditorio, ésta no irá mucho más allá de las primeras semanas de mayo, ya que las tareas que quedan pendientes son solo en el interior del inmueble.

Hasta la fachada ha sido objeto ya de un intenso proceso de limpieza, para dejar atrás los vestigios de los largos años que el edificio ha permanecido sin actividad y de la completa reforma interior a la que ha sido sometido.

La plaza de Pescadería Vella quedaba ayer de nuevo liberada de los grandes bloques de cemento que han servido de base a la grúa. Para permitir su retirada fue necesario restringir el acceso de vehículos a esta zona, una de las escasas áreas del casco histórico en las que está permitido el estacionamiento de vehículos con paso autorizado.

Adquirido por Caixanova ante la imposibilidad de habilitar un espacio que sirviese como auditorio en la que fue sede del Banco Gallego, en la plaza de Cervantes, el objetivo de la fundación pasaba por que el local de Preguntoiro pudiese estar ya en uso durante el Año Santo. Sin embargo, el hallazgo de vestigios arqueológicos y las trabas impuestas por Patrimonio demoraron el inicio de las obras hasta hacer inalcanzable este objetivo.

El auditorio, que contará con setecientas butacas, permitirá incluir a Compostela en el circuito de actividades culturales que la nueva caja gallega ya oferta en otras localidades en las que sí cuenta con un gran teatro apropiado para espectáculos de artes escénicas y musicales.

acalvo@elcorreogallego.es