El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Abogado especialista en derecho sanitario y consumo

Eugenio Moure: “Cuesta mucho regular la eutanasia porque colisionan la ley y la moral”

“Es una cuestión que habría que legislar con instrumentos de vocación internacional” // “Observando con detalle las listas de espera de unos hospitales y otros, se demuestra que hay pacientes de primera, de segunda y de tercera”

ELVA OTERO • SANTIAGO  | 14.02.2009 
A- A+

Ramón Escuredo
El abogado Eugenio Moure, uno de los escasos expertos en derecho sanitario de Galicia, en su despacho de Santiago (rúa Montero Ríos, 52)
FOTO: Ramón Escuredo

_ En el caso Eluana, ¿en qué parte le hubiese gustado estar?

_ En ninguna. El cabo de las tormentas de la filosofía del Derecho está precisamente ahí, en la colisión entre la ley y la moral. Todas las decisiones sobre el principio o el final de la vida son tremendamente controvertidas... Y quizás es una de las grandes lagunas del Derecho. Cuesta muchísimo legislar en materia de eugenesia y eutanasia. El legislador ha pasado de puntillas. Al final nos encontramos con que ese tipo de decisiones no las deben tomar ni los médicos ni los jueces. Pero, en cualquier caso, a mí no me gustaría estar en una situación como la de Eluana, ni como parte interesada ni como ciudadano. Sí me preocupa que una resolución judicial se pretenda puentear a base de decreto. En el Estado de Derecho hay que respetar la división de poderes. Los políticos no pueden meterse. Es una cuestión que habría que legislar con instrumen-
tos de vocación internacional.

_ Listas de espera maquilladas, el sistema de salud saturado... ¿Cree que los derechos del paciente están suficientemente garantizados?

_ En un plano estrictamente legal sí. Existen una serie de normas que garantizan los tiempos máximos de espera. La Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud ya lo prevé. Incluso hay un real decreto que establece unos criterios uniformes para el tratamiento de la información derivada de las listas de espera. De hecho, alude a tres listas: para primera consulta, para el especialista y para la realización de la prueba diagnóstica o terapéutica. Si están maquilladas o no, yo no soy quién para decirlo, pero sí es cierto que hay que ponerle dos reparos a la Consellería de Sanidade y al Sergas.

_ ¿Cuáles son?

_ El primer reparo es que sólo anuncian los tiempos de espera en las listas para primera consulta o intervención quirúrgica. Se olvidan de las listas para la realización de la prueba diagnóstica o terapéutica. Por lo tanto, la información es ficticia porque faltan todos los datos para establecer los tiempos de espera medios.El segundo pero que hay que ponerle es que la información no se ofrece en tiempo real. La difunden a semestre vencido y se entrega fundamentalmente a la prensa. Pero en la página web del Sergas, la plataforma que tiene la administración para comunicarse con la ciudadanía, no se publican los tiempos de espera.

_ Entonces nos engañan...

_ Hay un refrán castellano que dice "no hay mayor mentira que una verdad a medias". Y esa "verdad a medias" genera una imagen distorsionada de la realidad. Uno puede sentirse engañado cuando le cuentan que la espera media es ‘X’ y realmente es otra. Las diferencias entre un hospital y otro son sorprendentes. Tampoco queda muy claro por qué las listas de espera son mayores en un centro sanitario que en otro. No se sabe si es un problema de gestión, de dotación presupuestaria, de medios...

_ ¿El comportamiento de la administración sanitaria se ajusta a la ley?

_ Yo entiendo que no. No está cumpliendo el real decreto que uniforma el tratamiento de la información en materia de listas de espera. Se olvidan de dar las listas para realizar la prueba diagnóstica. Además hay una ley que establece las buenas prácticas en la administración autonómica y tampoco se cumple. La información no es transparente porque no aparece. No cuesta ningún trabajo colgar esos datos en la página web del Sergas. Observando con detalle las listas de unos hospitales y otros, se demuestra que hay pacientes de primera, de segunda y de tercera (en términos de espera).

_ ¿Se denuncia lo suficiente?

_ El paciente se queja mucho, pero denuncia poco. También es cierto que a veces la normativa es un poco farragosa y la propia administración se escuda en que no se cumplió un determinado requisito para evitar que se produzcan reclamaciones.

_ ¿La administración sanitaria no es eficiente?

_ Hay que diferenciar entre eficacia y eficiencia. Eficaz es que sepa resolver los problemas de forma rápida y completa. Eficiente es que haga eso con el menor consumo de recursos. La administración tiene que ser ambas cosas. El problema es que a veces antepone la eficiencia a la eficacia. Y la eficiencia se lleva al extremo de aquilatar costes, lo que provoca que la calidad del servicio se resienta.

_ ¿Organismos como el Vicevaledor do Paciente ayudan a poner a la administración sanitaria entre la espada y la pared?

_ No hay perspectiva porque esta figura existe desde septiembre del año pasado. La administración cometió un error importante. En vez de crear un organismo específico para el paciente, otorgó ese rol a uno de los vicevaledores do Pobo. Debería contar con oficina propia, sobre todo porque es una de las administraciones que más quejas genera. El segundo error es que, al adscribir este papel al Valedor, los pacientes que acudan a hospitales privados no tienen a quien dirigirse para quejarse.

_ Y la clase médica, ¿qué lugar ocupa? ¿Tiene una injusta mala fama?

_ La mala fama no existe. Una de las últimas encuestas del CIS otorgaba a los médicos la puntuación más alta, sólo por detrás de los jueces. No creo que estén mal vistos. Sí es cierto que la perspectiva del profesional de la Medicina con respecto a la administración es mala. El sentir común de la clase médica es que no se les trata bien y que se les coloca un poco como cabeza de turco. Muchas veces la frustración del paciente se canaliza hacia el profesional de forma injusta.

_ ¿Qué es lo más difícil de trabajar en este campo?

_ Lo más difícil es que la mayoría de las veces el contrario es la administración, que no reconoce su error aunque sea obvio. En este sentido, es muy llamativo que nunca haya pactado en Galicia una indemnización con el perjudicado. No sé si la figura del Vicevaledor do Paciente le hará cambiar de actitud...

_ ¿Es un rival imbatible?

_ Imbatible no es. Lo que pasa es que la administración juega a vencer al contrario por agotamiento.

El perfil

Una dilatada trayectoria profesional

Eugenio Moure González, uno de los escasos expertos en derecho sanitario que existe en Galicia, estudió en la Universidade de Santiago (USC). A la licenciatura añadió el Máster en Derecho Sanitario de la Universidade de A Coruña, la especialidad en Derecho de Consumo por la USC y una diplomatura en estudios avanzados por la UNED. Autor de más de una treintena de trabajos doctrinales publicados en diferentes medios jurídicos y prensa, es miembro de la Asociación Española de Derecho Sanitario. Con un par de despachos a pleno rendimiento en Vigo y Ourense, el letrado acaba de abrir una nueva sede en Compostela. Presta también asesoramiento a través de su página web: www.emoure–abogados.com