El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

comida centenaria

Homenaje al decano de Brión

Manuel García Novo celebró ayer su primer siglo de vida rodeado del cariño y las atenciones de sus numerosos familiares // Emigrante en Latinoamérica, regresó a Galicia para trabajar como carpintero hasta su jubilación

Manuel García Novo, rodeado de sus familiares durante la comida que se celebró ayer en el restaurante O Rodicio de A Barcia - FOTO: Fernando Blanco
Manuel García Novo, rodeado de sus familiares durante la comida que se celebró ayer en el restaurante O Rodicio de A Barcia - FOTO: Fernando Blanco

C. D. • SANTIAGO   | 09.12.2008 
A- A+

El restaurante O Rodicio de A Barcia acogió ayer una celebración muy especial. Una fiesta familiar para conmemorar un cumpleaños muy destacado, nada menos que el centenario de un vecino que ya es el varón con mayor edad de todo el municipio de Brión.

Además, los propietarios de este establecimiento, Fernando Pereiro y María Dopazo son parientes del homenajeado, Manuel García Novo. Junto a ellos, el resto de la numerosísima familia también estuvo presente en la animada celebración que tuvo lugar al mediodía.

A lo largo de este siglo transcurrido desde su nacimiento en Brión, Manuel García Novo llevó una intensa vida de trabajo que se desarrolló en parte en Galicia, pero también en diferentes países de Latinoamérica, para regresar después a concluir su actividad laboral en Brión.

Carpintero de profesión, Manuel hizo las maletas para emigrar en busca de más posibilidades de trabajo, lo que lo llevó a establecerse en países como Venezuela, Argentina o Cuba, donde permaneció largos años.

Finalmente regresó a Brión, para continuar desarrollando su labor de carpintero, en un taller instalado en el domicilio familiar, que mantuvo abierto hasta alcanzar la edad de jubilación a los sesenta y cinco años.

Mucho tiempo ha pasado desde entonces, pero Manuel García Novo ha sabido aprovecharlo, y sigue haciéndolo, con total normalidad. No le falta ni su paseo diario ni sus principales aficiones, como leer la prensa.

Ayer esta rutina sufrió un cambio con la animada fiesta que compartió rodeado de sus familiares en el restaurante. Una amplia familia que incluso se extiende hasta Estados Unidos.

La clave

Siempre informado sobre la actualidad

Manuel García Novo sigue disfrutando de una salud de hierro a sus cien años de edad, lo que le permite desarrollar una de sus grandes aficiones, estar al tanto de toda la actualidad. "No le puede faltar el periódico", señalan sus familiares, destacando que también es asiduo seguidor de los telediarios y de las noticias de actualidad .