El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

El Instituto Santos Prieto apuesta por la novedosa cirugía robótica

El centro santiagués despunta con técnicas de última generación para tratar la obesidad, hernias complejas o disfunciones del suelo pélvico// Ofrecer calidad, excelencia y vanguardia, el objetivo

Plataforma quirúrgica robótica, denominada Da Vinci, del Instituto Quirúrgico Santos Prieto, en el hospital La Esperanza
Plataforma quirúrgica robótica, denominada Da Vinci, del Instituto Quirúrgico Santos Prieto, en el hospital La Esperanza

ÁNGELA ARES SANTIAGO  | 29.06.2017 
A- A+

El Instituto Quirúrgico Santos Prieto, desde su puesta en marcha, se ha caracterizado por su continua actualización y mejora de los servicios en el ámbito de la cirugía general y en las subespecialidades de proctología, cirugía esófago-gástrica, de la pared abdominal y cirugía de la obesidad.
En este centro compostelano, ubicado en el hospital La Esperanza, han incorporado técnicas diagnósticas de última generación, como la ecografía endoanal, la rectoscopia de alta resolución; las técnicas de balón intragástrico y en cirugía, la cirugía de reducción gástrica –3D–, la resección endoscópica de cáncer rectal (Tamis) por 3D y el abordaje de hernias complejas por laparoscopia (perineales, estomas, recidivadas); el tratamiento de los severas disfunciones del suelo pélvico y otras acciones proctológicas con técnicas de radiofrecuenica y láser.

El objetivo principal del Instituto Santos Prieto es expandir la calidad, excelencia y vanguardia en su actividad diaria.

En este sentido, desde el instituto, con los doctores Fernando Santos Benito y Daniel Prieto González a la cabeza, han implementado una página web de apoyo a través de la cual los pacientes pueden interactuar a tiempo real con dudas e incidencias. Todo ello con la realización de los correspondientes exámenes de acreditación en sociedades nacionales e internacionales que nos hacen estar preparados con criterios de excelencia para la realización de dichas técnicas.

PLATAFORMA. El último paso adelante de este instituto quirúrgico compostelano es poner encima de la mesa su preparación para trabajar las patologías comentadas con la plataforma quirúrgica robótica. El futuro de la cirugía pasa sin duda ninguna con la implantación de la cirugía a través del soporte robótico.
La plataforma actual, denominada Da Vinci, segunda generación, ha sido desarrollada con el objetivo de aumentar las indicaciones de su uso, que hasta ahora se han centrado en el manejo de la cirugía de próstata.

PRECISIÓN. Son muchas las cualidades con las que cuenta la cirugía robótica, según subrayan desde el centro. Así, destacan distintas ventajas que califican de “esenciales” como la precisión en el abordaje de las lesiones, así como, las suturas y a­cciones de reconstrucción. “Es decir, podemos extirpar con mayor facilidad y menor riesgo de lesiones asociadas, los tejidos u órganos enfermos y al mismo tiempo podemos reconstruir lo requerido con una seguridad y eficacia exponencialmente mayor”, explican los expertos del instituto.

EFICIENCIA. Hay áreas donde el centro ha demostrado una eficiencia insuperable: cirugía del hiato (y también bariátrica), cirugía de la pelvis (próstata, recto, resecciones endoscópicas, útero, suelo pélvico). Aquí el abordaje con el robot por la especial forma piramidal de la zona de intervención, lo convierte en extraordinariamente útil y hace la cirugía mucho más accesible; en cirugía oncológica (tumores de próstata, riñón, colon y recto, útero, esófago y estómago), hace mucho más sencillo y eficaz la resección del órgano enfermo y el de todos los ganglios asociados; permite una reconstrucción más sencilla y eficaz a la hora de utilizar suturas, puesto que la mano robótica es capaz de girar 360 grados, frente a los 180º que realiza la mano humana.
El terminal cuenta con un soporte que se coloca sobre el enfermo y que dispone de hasta siete brazos robóticos que trabajan a través de pequeños puertos (como una cirugía laparoscópica más) y un set de trabajo a distancia donde el cirujano sentado realiza la gestión de los brazos con un sistema de joystick.

SEGUNDA GENERACIÓN. El Instituto Quirúrgico Santos Prieto dispone de esta plataforma en la provincia de A Coruña, por lo que buscan ponerla al servicio de todos los pacientes que asuman la “altísima eficacia” del robot Da Vinci en su segunda generación.

De operaciones sin puntos ni dolor a la epidemia del s. XXI

 Entre los servicios que ofrece el Instituto Santos Prieto, que lo han convertido en centro de referencia en cirugía avanzada, destacan, entre otras, las intervenciones de hernia, ya que permiten al paciente operarse sin necesidad de ingreso, sin dolor y con una inmediata reincorporación a la actividad. Para ello, utilizan prótesis biodegradables, que desaparecen, así como  nuevos pegamentos biológicos, que eliminan el uso de puntos. En este centro también se ocupan de lo que se ha llegado a denominar la epidemia del siglo XXI, la obesidad. En el caso de la obesidad mórbida, desde el centro  advierten de que este sobrepeso cuantificado se asocia a enfermedades graves invalidantes (diabetes, dislipemia, cardiopatía, artropatía severa) y explican que la mayor parte de los enfermos tienen un trastorno de base psicológica asociado con un comportamiento desordenado en la ingesta o convulsivo. Así, indican para estos casos un tratamiento multidisciplinar con la participación de nutricionistas, endocrinólogos, psicólogos, cirujanos digestivos y cirujanos plásticos. De ser necesaria la cirugía, en el centro utilizan las técnicas más punteras.