El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

pinceladas

Los hartistas reivindican el arte más allá de los museos

Un grupo de creadores se reunió ayer en Santiago para celebrar el primer aniversario de esta corriente // Realizaron una sesión de pintura en la calle

S.C.R. • SANTIAGO   | 18.10.2009 
A- A+

Presentación del movimiento hartismo en el centro sociocultural de Ensanche en el año 2008

Reivindicar los derechos de un colectivo que está "harto" del arte oficial que considera al creador un mero espectador, y no, como antaño, un revolucionario. Ese es el objetivo del Hartismo, un movimiento que cuenta ya con miembros de 13 países y más de medio centenar de grupos autónomos, y que ayer congregó en Compostela a reputados artistas de toda España para celebrar el primer aniversario de esta corriente.

Para conmemorar los logros de los últimos doce meses, los padres de la idea organizaron una quedada pictórica en los alrededores del CGAC (Centro Galego de Arte Contemporánea).

Así, durante la jornada de ayer los participantes trabajaron in situ con caballete y con el doble cometido de reividicar la pintura como arte contemporáneo y como placer en sí mismo.

Además, los participantes en la primera edición de Pinta[C] recorrieron el casco histórico de Compostela. La sesión de pintura al aire libre arrancó a las 11 horas en el entorno del CGAC.

En primer lugar, se leyó el texto que escribió para la ocasión la prestigiosa crítica de arte mexicana -también integrante del Hartismo- Avelina Lésper, en el que insistió en que hay arte más allá de los museos. "En esta fiesta del arte participan hombres y mujeres con un solo objetivo: mostrar al mundo que la pasión de crear y contemplar no se ha perdido, que si los museos y galerías son cámaras frías que resguardan objetos sin sentido, afuera de esos muros estos artistas están decididos a regresar el arte al público". Lésper destaca por encima de todo la libertad para crear. "Lo que hoy presenciarán es el resultado de no ceder a los caprichos del márketing, a la violenta imposición de la intrascendencia como una fórmula que mutila los retos en el creador y en el espectador. Crear es un acto de libertad, es un camino que se sigue para exponerse a la crítica, al triunfo, al fracaso, a la mirada inquisitiva, pero sobre todo al conocimiento insondable de una intimidad que con una imagen es revelada de golpe".

Después, el grupo se puso a trabajar con sus lienzos,óleos, acuarelas y pinceles y finalizó la jornada reuniéndose en el estudio de Méndez, un creador y hartista compostelano, que ofreció su espacio de trabajo para celebrar un magosto.

EL DATO

Sin emociones

·· Para los hartistas, hoy las emociones están negadas y el placer vive marginado. "Hemos vivido décadas entrando en los museos en 10 minutos y sin sentir nada más allá del aire acondicionado".