El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

LAS 1001 CARAS DE COMPOSTELA

María Cea Pájaro: "Mi nota en el exámen QIR es la más alta de España"

María Cea Pájaro obtuvo 556 de puntuación en la prueba de Químico Interno Residente

María estudió a distancia porque en Santiago no había academia - FOTO: ECG
María estudió a distancia porque en Santiago no había academia - FOTO: ECG

SANDRA COUSO. SANTIAGO   | 14.03.2018 
A- A+

María Cea Pájaro, compostelana y formada en la Universidade de Santiago, acaba de obtener la nota más alta de España en el examen de Químico Interno Residente (QIR) al lograr una puntuación de 556. Esta prueba, similar al MIR que tienen que realizar los alumnos de Medicina, es el sistema oficial de acceso, para licenciados, graduados o doctores en Química o Bioquímica u otras titulaciones afines a las plazas de formación en especialidades de laboratorio clínico impartido en diferentes centros hospitalarios acreditados para la docencia, pertenecientes al Sistema Sanitario de Salud. La propia María explica que la metodología de esta prueba consiste en un examen de 235 preguntas. "Dura cinco horas y aunque puede parecer mucho tiempo después no llega a nada".

María estudió el grado de Química en la USC y anteriormente se formó en el colegio La Salle, donde cursó el bachillerato de Ciencias. Además, a lo largo de su trayectoria obtuvo siempre notas muy altas. "Siempre tuve claro que quería dedicarme a las ciencias, pero dudaba entre Química, Farmacia y Biología. Acabé decantándome por Química en segundo de Bachillerato porque me gustó mucho la asignatura", explica la compostelana. Completó sus estudios universitarios en el año 2013. "Siempre dudé entre el laboratorio y ser profesora, así que cuando acabé cursé el máster de profesorado y después empecé a preparar el QIR".

La prueba, a la que se presentaron 350 personas, se realizó en la capital gallega. Lo más difícil, según relata, fue controlar los nervios. “Son cinco horas y mucha presión. Es complicado controlar los nervios, principalmente en los minutos previos”. Para preparar el examen, María relata que se apuntó a una academia. “Tuvo que ser a distancia porque en Santiago no había. Mi técnica de estudio fue hacer esquemas muy completos y después repasar sobre ellos”.

Ahora, una vez pasado el QIR, María deberá elegir entre una de las 23 plazas que hay en toda España para hacer una residencia de cuatro años. “No tengo preferencia por sitios, no me importa irme, así que me decidiré por la especialidad. Las que más me gustan son la bioquímica metabólica y la microbiología”.

Como consejo a los que estén estudiando, afirma que para ella fue muy importante el equilibrio entre el estudio y el tiempo libre. “Que no se rindan porque con trabajo se consiguen los objetivos”.