El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

"Esto no es un accidente de la alta velocidad española", dice el presidente de Renfe

MADRID. EFE  | 27.07.2013 
A- A+

El presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, ha asegurado hoy que la tragedia ocurrida en Santiago en el siniestro ferroviario del pasado miércoles, en el que hubo 78 muertos, "no es un accidente de la alta velocidad española".

Gómez-Pomar ha indicado en declaraciones a Efe que lo sucedido es "un terrible y lamentable" accidente pero que "no se ha producido en una vía de alta velocidad, no se ha producido en un tren de alta velocidad y que, por lo tanto, no es aplicable a lo que entenderíamos por un accidente en un tren de alta velocidad".

Y de este modo, ha dicho se lo comunicarán a las autoridades brasileñas, país en el que un consorcio integrado por Renfe y otras empresas españolas opta a un contrato para construir alta velocidad ferroviaria.

"Nos vamos a reunir con las empresas del consorcio que va a competir en Brasil para ver qué tipo de acciones, con carácter de comunicación, explicación, podemos hacer para que quede totalmente claro que esto no es un accidente de la alta velocidad española", ha asegurado.

Gómez-Pomar ha apuntado que la línea Madrid-A Coruña, en la que se produjo el accidente, es "una línea mixta, de transición, en construcción hacia la alta velocidad", pero no lo es en su totalidad; en particular, no lo es en el punto del accidente.

"Entre Ourense y Santiago es una vía que tiene sistemas de seguridad mixtos y en la aproximación a Ourense y a Santiago, donde se produjo el accidente, tiene sistemas Asfa, que no son de alta velocidad", ha incidido el responsable de Renfe.

En cualquier caso, ha explicado, "el propósito final" de que toda la vía Madrid-A Coruña y Vigo "sea alta velocidad propiamente dicha pero, técnicamente hablando, no es una vía de alta velocidad", ha reiterado en su conversación con Efe.

Gómez-Pomar ha dicho que en el punto del accidente, la curva de Angrois, en la entrada de Santiago "la velocidad máxima autorizada es de 80 kilómetros por hora y es la que debería respetarse al pasar por ese punto determinado".

"Y así está en todos los protocolos de circulación para ese tramo de vía y para el tipo de tren que se llevaba", ha asegurado.

En cualquier caso, ha explicado que hay una investigación judicial en curso y también otra de la comisión de accidentes por lo que desde un "punto de vista institucional" ha evitado prejuzgar la causa o causas del accidente.

En cuanto al tiempo para tener conclusiones de ambas investigaciones, ha dicho que todo el mundo desea que las causas del accidente se aclaren "lo antes posible".

"Colaboramos las 24 horas a través de Renfe y Adif con toda la información de que se dispone: la conversación del maquinista con los centros de control; el juez dispone de la caja negra que tiene un registro continuo de la velocidad del tren en los distintos tramos... y esperamos que lo antes posible puedan quedar determinadas la causa del accidente".

Ha insistido en que todo la red ferroviaria española es "seguro y con sistemas de seguridad apropiados a todos los tipos de vías y de trenes" lo cual no impide, ha reconocido, que se haya producido "este desgraciadísimo accidente".

"Yo sé que es complicado teniendo un accidente tan importante hablar de elementos de seguridad, de la seguridad, pero debo insistir en que tenemos un sistema altamente seguro y la respuesta de los ciudadanos españoles está siendo ésta: las personas siguen utilizando el ferrocarril, dentro de la pena y el dolor que tenemos, con naturalidad y con aprecio a su sistema ferroviario".

El presidente de Renfe ha afirmado que la empresa está haciendo "mucho hincapié" en explicar a la opinión publica que el sistema ferroviario "es un sistema seguro", "un sistema ferroviario que mueve cada día casi cinco mil trenes, 4.688 trenes, y 1,6 millones de pasajeros, 463 millones al año. EFE