El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Nuevo reto del CHUS: reducir las amputaciones al 50%

El Clínico de Santiago implanta la unidad de pie diabético // El doctor Casanueva destaca que la relevancia de prevenir complicaciones puesto que una "rozadura" puede acabar en amputación si no se cuida

A unidade foi presentada esta mañá pola xerente de
Xestión Integrada de Santiago, Eloína Núñez, acompañada polo xefe do Servizo de
Endocrinoloxía, Felipe Casanueva, o de Anxioloxía e Cirurxía Vascular, Manuel Martínez e
persoal da unidade, como a endocrina Virginia Muñoz, Lucía Aradas, podóloga e Cristina
Gude Basoco, enfermeira - FOTO: Sergas
A unidade foi presentada esta mañá pola xerente de Xestión Integrada de Santiago, Eloína Núñez, acompañada polo xefe do Servizo de Endocrinoloxía, Felipe Casanueva, o de Anxioloxía e Cirurxía Vascular, Manuel Martínez e persoal da unidade, como a endocrina Virginia Muñoz, Lucía Aradas, podóloga e Cristina Gude Basoco, enfermeira - FOTO: Sergas

E.PRESS. SANTIAGO  | 14.11.2017 
A- A+

El Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) ha implantado la unidad multidisciplinar de pie diabético, un camino que comenzó hace unos meses con el objetivo de que el próximo año 2018 se puedan reducir un 50% las amputaciones derivadas de esta enfermedad.

La puesta de largo de esta unidad ya se había realizado en meses pasados en Barcelona pero, coincidiendo con el Día de la Diabetes, se ha dado a conocer la "relevancia" de esta unidad, en palabras de los facultativos que la integran, puesto que la mínima rozadura de un zapato en un enfermo de diabetes puede acabar en úlcera y amputación.

El pasado año, 40 de las 75 amputaciones que se realizaron en el hospital compostelano tuvieron que ver con la diabetes (tanto amputaciones mayores como menores). El objetivo, como han explicado la gerente, Eloína Núñez, y los expertos facultativos, es reducir el 50 por ciento de estas actuaciones con prevención.

En la presentación de la unidad han estado, además de Núñez, el jefe de Servicio de Endocrinología, Felipe Casanueva; el de Angiología y Cirugía Vascular, Manuel Martínez; y personal de la unidad, como la endocrina Virginia Muñoz, la podóloga Lucía Aradas y la enfermera Cristina Basoco. Se trata de la primera unidad multidisciplinar completa que se crea en Galicia, con dotación tecnológica específica y que abarca todo el personal necesario para ofrecer una atención integral, tal y como ha explicado el CHUS.

"Se trata de reducir al máximo o eliminar las complicaciones por el pie diabético", ha manifestado el doctor Casanueva, quien ha ilustrado con que una complicación puede suponer que "lo que era una simple rozadura, lleve a una amputación". Por ello, esta unidad realiza trabajos como enseñar a cortarse las uñas para evitar que se claven en un pie, ya que los enfermos con esta dolencia pierden sensibilidad en estas extremidades y son más propensos a herirse sin saberlo.

Además del "problema" para el paciente, el doctor Martínez también se ha fijado en el coste sanitario que supone una complicación por el pie diabético, cuando se puede prevenir".

DATOS

El 12 por ciento de la población es diabética y, aproximadamente la mitad, no conoce su enfermedad. A modo de ejemplo, el doctor Casanueva ha recordado que año tras año, en esta fecha, se instala una carpa de detección de diabetes en la compostelana Praza do Toural y siempre se detectan tres o cuatro personas que tienen esta dolencia y la desconocían.

Actualmente, los profesionales del CHUS siguen a 762 pacientes con diabetes, mientras que el pasado año se diagnosticaron un total de 88 nuevos casos. El cuidado de pie diabético consume el 12-15 por ciento de los recursos destinados a esta dolencia y el perfil del enfermo es un paciente con Diabetes Mellitius tipo 2 de más de 10 años de evolución, hombre, de más de 55 años e insulino-dependiente.

PROCEDIMIENTO

El servicio de endocrinología y nutrición incorpora en sus protocolos un modelo de intervención rápida sobre el pie diabético para llevar a cabo una detección precoz de los pacientes de riesgo por los facultativos del servicio. Establece una exploración específica para el cribado de los pacientes diabéticos para abordar los aspectos propios de la patología.

La educadora en diabetes realizará la formación básica del cuidado del PD y la detección de la arteriopatía con la aplicación del índice codo/brazo a los pacientes que lo precisen.

Asimismo, se configura una relación transversal directa para la atención de pacientes derivados del servicio de angiología y cirugía vascular, que tienen vía preferente. En estos casos, en los que el paciente llega con complicaciones derivadas del pie diabético, como amputaciones o úlceras complejas, el objetivo es la conservación de los miembros inferiores en la máxima integridad para evitar la pérdida del miembro contralateral y mejorar la calidad de vida del paciente y preservar su independencia.

En este modelo, el paciente será atendido en consulta podológica especializada en un plazo de siete a diez días para la primera consulta. Además, se completa la atención con medios informatizados para su seguimiento y control.

Se calcula que 1,3 millones de personas sufren al año amputación del miembro inferior (AMI) por diabetes, una cada 30 segundos. Además, el 70 por ciento del total de las amputaciones son debidas a esta dolencia, la segunda causa en España después de los accidentes de tráfico.

La diabetes mellius es la causa más frecuente de amputación no traumática de las extremidades inferiores tanto en Europa como en Estados Unidos y, de hecho, España es el segundo país del mundo con más amputaciones después de USA.