El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

avalancha nocturna de 3.500 jóvenes EN COMPOSTELA

El primer macrobotellón del curso calienta los ánimos en el Ensanche

3.500 jóvenes se concentraron en el Campus Sur // Abortadas siete fiestas improvisadas en diferentes puntos de la ciudad // La Policía desalojó cinco pisos // Vecinos y comerciantes desesperados exigen medidas para controlar la movida a las autoridades competentes

E.OTERO • SANTIAGO   | 03.10.2009 
A- A+

Ramón Escuredo
El Campus Sur amanecía ayer completamente plagado de cristales rotos y otros desperdicios
FOTO: Ramón Escuredo

Compostela amanecía ayer con un cóctel explosivo de resaca e indignación. Además de resucitar las insaciables noches de movida, el inicio del curso universitario pone contra las cuerdas a centenares de vecinos que prefieren dormir. Hasta 3.500 jóvenes se concentraron en la madrugada del viernes en el Campus Sur, según la administración local. Vetado el acceso a la zona del parque infantil, los estudiantes se reúnen ahora en las pistas deportivas y alrededores.

El dispositivo especial -integrado por agentes de las policías nacional y local- conseguía abortar, no obstante, siete botellones improvisados en la praza do Obradoiro, rúa de Raxoi, Arco de Palacio, A Quintana, Algalia de Abaixo, praza Roxa y Feáns. Los efectivos de seguridad se vieron obligados también a desalojar cinco viviendas (Santiago de Chile, Frei Rosendo, A Rosa, rúa do Morón y O Pexigo) a causa del ruido ocasionado por otras tantas fiestas. Ya a primeras horas de la mañana, varias personas fueron interceptadas en la rúa Xeneral Pardiñas arrancando flores y plantas.

Pese a que buena parte de la comunidad universitaria no se instalará en Compostela hasta dentro de unos días, cierto es que la puesta en marcha del Plan Bolonia adelantó a esta semana el desembarco de decenas de alumnos.

Sin embargo, el tradicional macrobotellón que se celebra cada inicio de curso tendrá lugar probablemente el próximo jueves. El dispositivo -tanto de seguridad como de limpieza- será entonces más importante, indican fuentes municipales. Mientras, la desesperación entre vecinos y comerciantes no deja de crecer. "É imposible. A ver se un día pasa algo grave para que alguén molle por fin os pés", lamenta Xaquín Mato, portavoz de la asociación vecinal Raigame. "Ninguén fai absolutamente nada. Nin no Goberno central, nin na Xunta, nin no Concello...", critica con vehemencia. "Xa non sei que facer... A min a xente chégame chorando e eu non sei que dicirlles", continúa.

En la misma línea se pronuncia Delmiro Prieto, vicepresidente de la agrupación de comerciantes Santiago Centro. "Hay que divertirse, pero dentro de un orden. Lo que no se puede consentir es que cuatro cafres manchen el nombre de una generación", sentencia. Las tiendas de Alfredo Brañas y la praza Roxa se despertaban ayer con kilos de basura a sus puertas. "Llevo 30 años en esta calle (por Alfredo Brañas) y en mi vida había visto algo así. Parecía el resultado de una batalla campal", cuenta una afectada. Con los servicios de limpieza desbordados, los propios comerciantes tuvieron que retirar los desperdicios.

Retrasos en los trenes

Muchos usuarios del ferrocarril protestaron a última hora de ayer porque se produjeron varios retrasos. Así, el tren que cubre la ruta A Coruña-Vigo "lleva 30 minutos de retraso", decían los afectados a las 21.00 horas. Lo mismo ocurrió con el destino hacia Ourense. En la estación, sin embargo, se limitaron a decir que todos los viernes, con el incremento de pasajeros universitarios, se producen retrasos.

. local@elcorreogallego.es

VANDALISMO

Trabajos para la comunidad por vandalismo

Santiago Centro exige reforzar la vigilancia nocturna con policías de paisano a fin de paliar los catastróficos partes de incidencias. "Cuando intercepten a alguien cometiendo un acto vandálico que no lo envíen a la cárcel... Tienen que aprender lo que cuesta todo lo que hay a su alrededor", advierte el vicepresidente de la agrupación, Delmiro Prieto.

El responsable propone que se ponga en marcha el reglamento pertinente para que el castigo se traduzca en trabajos sociales a favor de la comunidad. Es decir, si lo que se rompe es un árbol, la tarea correspondiente sería la reforestación, explica Prieto .

LAS FRASES

Delmiro Prieto Vicepresidente de Santiago Centro

"Hay que divertirse, pero no se puede consentir que cuatro cafres manchen el nombre de una generación"

Xaquín Mato Presidente de la asociación de vecinos Raigame

"É imposible. A ver se un día pasa algo grave para que alguén molle por fin os pés. Ninguén fai absolutamente nada"