El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

El profesor 'okupa' de Urgencias no se irá si no es por la fuerza

Servando Pérez se niega a salir del Clínico hasta que le trate un internista //Lleva desde el lunes 'atrincherado' // "Casi no puedo moverme", asegura

M.M. SANTIAGO   | 02.07.2010 
A- A+

ECG
Servando Pérez, sobre la camilla
FOTO: ECG

Tres días lleva ya atrincherado en el servicio de Urgencias del hospital Clínico. Y pese a que le dieron el alta el miércoles, se niega a irse. Servando Pérez Domínguez, de 42 años, profesor de Ciencias de la Educación en la USC y estudiante de Medicina, seguía ayer en uno de los cubículos de preingresos. Entró en Urgencias sobre las once y media de la noche del lunes "totalmente entumecido, sin poder moverme. Me tuvieron que sacar del coche". Tras suministrarle analgésicos y antiinflamatorios, además de hacerle una radiografía de la zona lumbar, los médicos le indicaron que en el servicio ya no podían hacer más por él. Fuentes hospitalarias precisaron que "el paciente fue tratado de su proceso agudo y se le han hecho las pruebas precisas".

"Me dieron el alta y me dijeron que acudiese a mi médico de cabecera para que me remitiese a un internista, pero estoy cansado de que me tomen el pelo. Además, pese a las pastillas que tomo sigo casi sin poder moverme", relata. "Llevo cinco años luchando por un tratamiento para mi dolencia -está diagnosticado de intoxicación aguda por mercurio- y me marean con esperas por distintas consultas".

Por este motivo, continúa en Urgencias y asegura que no se irá "si no me echan por la fuerza".

Este docente e investigador declaró a este diario que "hoy -por ayer- vinieron a verme tanto el subdirector operativo del CHUS como la coordinadora de Urgencias para convencerme de que me vaya por voluntad propia, pero no pienso marcharme si no me ve un internista o, por lo menos, me hacen una resonancia".

local@elcorreogallego.es

HISTORIA DE UN CALVARIO

••• "Mi calvario se inició en el año 1998. Hasta entonces, llevaba una vida sana, hacía mucho deporte y no sabía lo que era un dolor de cabeza. Poco a poco, sin embargo, me fui encontrando mal". Así, comienza su relato el profesor Servando Pérez, que tras pasar por las manos de distintos especialistas en 2005 consiguió saber qué le pasaba: "tenía intoxicación aguda por mercurio a raíz de ponerme cuatro empastes dentales".

••• El Juzgado de lo Social número 1 de Santiago le reconoció el año pasado una incapacidad permanente absoluta por los problemas de salud que le han producido los efectos del mercurio de los cuatro empastes de su boca. Es la única persona en España a la que se le ha aceptado esta incapacitación por la intoxicación derivada de estas amalgamas, de las que se ha deshecho".