El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

salud

Seis mil fumadores dicen adiós al vicio con el programa de la USC

La iniciativa nació en 1984 de la mano de Elisardo Becoña // La excusa de la "fuerza de voluntad" ya no surte efecto // El plan cuenta con un libro de autoayuda

CAROLINA A.PIÑEIRO/AGN • SANTIAGO   | 09.12.2008 
A- A+

Elisardo Becoña

Excusas como "ahora no es un buen momento", "no sabría controlar las ganas" o "no tengo tiempo para tratamientos" ya no valen con el programa para dejar de fumar de la Universidade de Santiago (USC). Ante el problema del tiempo, la iniciativa propone diversidad de terapias y algunas de ellas no requieren la presencia del participante en sesiones de grupo. Tampoco el control supone un obstáculo, pues el seguimiento dura un año tras el abandono de esta adicción. Además, siempre es un buen momento, porque el programa está abierto todo el año.

El proyecto nació en 1984 de la mano del catedrático de Psicología Clínica Elisardo Becoña, en el seno de la Unidad de Tabaquismo de la institución académica. Desde entonces los expertos han tratado a unos 6.000 fumadores mediante un método que debilita los componentes fisiológico, psicológico y social. Ininterrumpidamente, durante casi un cuarto de siglo se ha realizado este tratamiento de ­deshabituación que dura unas seis semanas, con una hora presencial cada una, a lo que se suma un año de seguimiento para asegurar que el paciente mantiene la abstinencia a largo plazo.

Los pacientes acceden al servicio por diferentes caminos: "A través de los medios de comunicación, porque se enteran de su efectividad por antiguos pacientes o mandados por algún médico", asegura el profesor. Desde su experiencia al frente del equipo, Becoña explica que incluso algunos docentes de la universidad han participado a través del Vicerreitorado de Calidade.

Meses antes de la entrada en vigor de la Ley Antitabaco, la participación aumentó para que la eliminación de los cigarrillos en muchas zonas públicas no pillase desprevenidos a más de un fumador. Lo que no ha variado es el perfil del participante, mayoritariamente hombres de entre 30 y 50 años. En Galicia hay actualmente unos 600.000 fumadores y, aunque Becoña asegura que sobre "un 95% de ellos abandonan el vicio por su propia cuenta", constata que la excusa de la "fuerza de voluntad" comienza ya a no surtir efecto. Para superar esta traba, la unidad ha publicado un libro de autoayuda, con el fin de que el fumador no tenga que seguir ningún tratamiento más que el que decida establecerse para sí mismo.

Hay gente que recae e individuos que fracasan en el empeño, pero otros muchos fumadores consiguen desterrar el vicio. Sin embargo, todos ellos tienen una cosa en común: se atreven a intentarlo.