El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

El consumo de drogas marginales favorece un deterioro de la calidad de vida de pacientes con VIH

MADRID. E.P.  | 06.12.2017 
A- A+

Un estudio multicéntrico realizado por SEISIDA y ViiV Healthcare, con datos de 33 centros de toda España sobre una población de 1.401 personas con VIH, indica que las personas con VIH heterosexuales que consumen drogas, especialmente aquellas que usan drogas marginales son las que presentan peor calidad de vida.

En concreto, según los resultados presentados durante el IX Congreso Nacional del Grupo de Estudio del Sida que se celebra en Vigo, los hombres que practican sexo con hombres (HSH) policonsumidores de drogas, aunque son los que más infecciones de transmisión sexual padecen, no parecen presentar deterioro de la calidad de vida en el presente.

A la hora de realizar este estudio se encontraron dos grandes perfiles epidemiológicos de participantes: el compuesto principalmente por heterosexuales que adquirieron el VIH por vía intravenosa, y el formado principalmente por hombres que practican sexo con hombres (HSH), infectados por vía sexual.

Del total de la muestra, el 49,5 por ciento consumió drogas y el 80,8 por ciento las utilizó antes del diagnóstico de VIH. Alrededor del 70% eran HS y las drogas más utilizadas fueron el cannabis (73,8%), la cocaína (53,9%) y los poppers (45.4%).

Además, se identificaron interacciones moderadas que requerirían alguna intervención entre el tratamiento antirretroviral y las drogas en el 55, por ciento de los casos.

Y en el caso del colectivo HSH, se constató una media de interacciones moderada más alta que los heterosexuales, que en cambio cuando usaban drogas tenían más edad y un nivel socioeconómico y educativo más bajo.

Los autores plantean intervenciones para mejorar la calidad de vida y la adherencia en HSH y MSM, así como la adecuada información sobre interacciones y su manejo con el TAR, de cara a ofrecer un abordaje integral de quienes viven con VIH.