El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Galicia tendrá una gran red para estudiar los terremotos

Nueve sismómetros móviles y cuatro GPS de Topo-Iberia estudiarán cuatro años los movimientos de la corteza

ÁNGEL ORGAZ SANTIAGO   | 18.03.2011 
A- A+

Desde hace décadas se conoce el origen del riesgo sísmico del sur de la península Ibérica, pero nadie sabe con certeza la causa de los numerosos terremotos de intensidad baja o moderada que durante los últimos diez años se han producido en Lugo y León.

Esas incertidumbres sismológicas sobre Galicia y España se despejarán en un plazo de ocho o diez años gracias a los datos que recabará la red Topo-Iberia, un programa de alta tecnología financiado por el Gobierno y en el que participan 120 investigadores de diez centros, tres organismos públicos y siete universidades españolas.

El pasado miércoles se colocaba en la provincia de Lugo el último sismógrafo de Topo-Iberia en Galicia, con lo que se completa toda la red de sismómetros móviles (60 en España y nueve en la comunidad gallega) y GPS (40 en la Península y cinco en Galicia) que registrarán durante cinco años todos los movimientos de la corteza terrestre peninsular, según informaba a EL CORREO Roberto Rodríguez, geólogo y director adjunto de Infraestructura Geocientífica del Instituto Geológico y Minero, perteneciente al Ministerio de Educación y Ciencia.

Rodríguez, doctor en Geología por Oviedo, explica con un ejemplo la importancia de este sistema al referirse a un trabajo publicado en 2009 por el instituto de geofísica francés en colaboración con el chileno en la zona de Concepción (Chile). Ambos organismos calcularon que desde el último terremoto catastrófico, ocurrido en 1835 en Chile, se había producido un desplazamiento acumulado de 10 metros y, por tanto, predijeron que en un tiempo próximo ocurriría otro de entre 8 y 8,5 grados Richter en la misma zona, lo que desgraciadamente ocurrió al año siguiente.

Predicción sísmica. La red Topo-Iberia, indica Roberto Rodríguez, tiene como objetivo analizar los movimientos milimétricos pero constantes de la corteza peninsular para visualizar en qué áreas hay mayor cantidad de deformación y movimiento y por lo tanto es predecible que tenga una sismicidad más avanzada y sus causas.

Estos datos permitirán conocer la estructura de la corteza y por tanto diagnosticar las causas de los seísmos en una zona concreta y, a la vez, concretar el mapa sismológico de la península Ibérica.

Asimismo podrán tenerse certezas sobre el motor que genera sobre algunas fallas los movimientos sísmicos de intensidad moderada que se vienen dando en Galicia, y no especulaciones y propuestas más o menos científicas sobre el origen de estos movimientos sísmicos, de los que en los últimos siete días hubo dos claros ejemplos, el ocurrido en Santiago el domingo, y el del pasado martes en la localidad ourensana de Riós.

Mientras las estaciones sísmicas móviles aprovechan la energía de los terremotos de baja intensidad para recoger informaciones, la red de los GPS permite visualizar los pequeños movimientos de escala milimétrica que se producen bajo nuestros pies. Con las variaciones registradas en vertical y en horizontal se cuantifica la deformación diferencial que hay de unas zonas a otras de la corteza terrestre. Así, según la deformación que se produzca a lo largo de 5-10 años se podrá predecir que en un tiempo ocurra o no un terremoto.

aorgaz@elcorreogallego.es  

www.igme.es/internet/topoiberia/default.html

Sólo existe en otros tres países

Escuredo
EL GEÓLOGO Roberto Rodríguez.
FOTO: Escuredo

•••La red Topo-Iberia es la más avanzada tecnológicamente y sólo hay instalados sistemas similares en Estados Unidos, Japón y la península escandinava.

 

•••Esta red fue desplegada a finales de 2007 y ahora se ha finalizado su desarrollo. La red sísmica incorpora los datos a la base de datos mensualmente y los GPS lo hacen cada día, de modo que los investigadores ya trabajan con datos reales.

 

•••El proyecto cuenta con un presupuesto total de 5,4 millones de euros y en él participan 120 investigadores doctores de diez instituciones académicas.

 

•••Todos los GPS quedarán instalados de forma permanente en Galicia.