El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

{ patrimonio}

Jardines, huertos, patios y flores

M. GIRÁLDEZ  | 29.01.2011 
A- A+

FRENTE A LA GRANDEZA de los paisajes urbanos de las trece ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, se alza a veces el paisaje natural, eso que Henrique Alvarellos, en el prólogo de esta obra singular, llama “paisaje oculto”. Porque, si el entorno de las catedrales, las calles laberínticas, o las murallas, nos emocionan y nos construyen, la naturaleza ofrece también una mirada alternativa: la posibilidad de recorrer estas ciudades maravillosas y su alfoz con el ojo puesto en los nidos de las cigüeñas, en el vuelo esférico de los pájaros, en las praderas de posidonias, o en las copas oscuras de los árboles. Ha sido la comisión de Medio ambiente del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España la que se ha encargado de promover esta deliciosa publicación, y el resultado, ejecutado, como siempre, con la mano maestra de la editorial Alvarellos, no puede ser más satisfactorio. Es un bellísimo libro. Un libro en el que escriben más de 26 autores, todos ellos profundos conocedores de sus respectivas cciudades, un libro poblado de fotografías también extraordinarias. Así que, si se quiere, esta publicación, más que una guía al uso, es un viaje emocional. Un viaje de los sentimientos y de los sentidos por ese otro paisaje, el paisaje oculto, por los huertos, los ríos o las playas. Resulta sorprendente ver que estos entornos monumentales cuentan también con un patrimonio natural que merece conocerse y disfrutarse. El libro, además, viene acompañado de un CD interactivo, que permite  adentrarse en la obra mediante la tecnología. Y, por si fuera  poco, por si no fuera suficiente la calidad de los estupendos escritores que aquí aparecen, el volumen cuenta incluso con  una versión en lengua inglesa, al lado del texto en castellano.  Marilar Aleixandre es la encargada de prestar su pluma  valiosa, junto a las brillantes fotografías de Fuco Reyes, para construir el capítulo dedicado a Santiago de Compostela.