El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Los mayores tesoros a nivel geológico, en Groenlandia

El país es considerado todo un paraíso desde el punto de vista petrológico, mineralógico y geomorfológico, según los geólogos De Guzmán, De Miguel y García Aguilar

KORO MARTÍNEZ  | 20.10.2010 
A- A+

‘Tierra y tecnología’
Varias personas disfrutando del agua en una surgencia termal ubicada en Uunartoq, Groenlandia.
FOTO: ‘Tierra y tecnología’

Como una propuesta alternativa al viaje tradicional y para aquéllos que se desplacen hasta Groenlandia, los geólogos Domingo de Guzmán Fuente Puente y Carlos J. de Miguel Ximénez de Embún, y el doctor en Ciencias Geológicas José Manuel García Aguilar analizan en un artículo algunos de los puntos de interés geológico más destacados de lo que califican como un terreno geológico único en el mundo.

De hecho, y tal y como recogen en la segunda parte de su trabajo, publicado en el último número de la revista del Colegio Oficial de Geólogos Tierra y tecnología, que edita José Luis Barrera Morate, el extremo SO de Groenlandia "es un escenario único para llevar a cabo actividades de tipo geoturístico (senderismo, rutas fotográficas) y geodidáctico, donde pueden ser observados in situ multitud de fenómenos geológicos ligados a la actividad de agentes externos asociados al sistema glaciar-periglaciar y un excepcional catálogo de rocas, minerales y estructuras geológicas".

Los puntos más destacables que mencionan son situados en varios mapas a lo largo de todo el artículo, y de ellos se aporta información sobre su acceso, contexto geográfico, contexto geológico, y descripción e interpretación.

Entre ellos se encuentra Quassiarsuk. De interés petrológico y estratigráfico, pero también geomorfológico, en sus alrededores se sitúa el antiguo poblado vikingo de Brattahild, lugar del primer asentamiento de Erik el Rojo.

Está enclavado junto a una serie vulcanosedimentaria de la edad del Proterozoico superior.

En Qassiarsuk se pueden observar buenos afloramientos de la secuencia vulcanosedimentaria en la que se presentan interestratificadas diferentes tipos de rocas.

De interés geomorfológico y petrológico, el campamento de fletanes (Qalerallit), se halla en el extremo norte del fiordo Qalerallit. Allí se pueden observar rocas del complejo ketilidíco, nombre que procede del nombre vikingo fiordo Ketils, y rocas de reducidas intrusiones de la unidad Gardar.

El retroceso de los hielos de los últimos miles de años y el levantamiento isostático de Groenlandia han dejado expuestos afloramientos de rocas con un amplio catálogo de morfologías glaciares.

El campamento fletanes está a 4 kilómetros frente al glaciar Qalerallit, desde donde se puede ver el estruendo de los seracs desprendiéndose.

El Uunartoq, en inglés isla templada, destaca por su interés hidrogeológico, geotermal, geomorfológico y petrográfico.

En él, la zona hidrotermal forma una surgencia puntual de pequeño tamaño a elevadas temperaturas, un fenómeno excepcional en Groenlandia.

Geomorfológicamente, destaca el modelado diferencial de las montañas circundantes.

Con un gran interés petrológico y mineralógico, el Narsaq es el tercer punto más poblado habitado en Groenlandia, con 1.700 habitantes. Se asienta sobre terrenos de la unidad Gardar, y muestra gran variedad de rocas como gabros, anortositas, granitoides, sienitas, diatremas volcánicas y rocas ultamáficas.

El Igaliku, de interés geomorfológico y tectónico, es famoso por haber sido la sede del obispado de Gardar durante la dominación nórdica, entre los siglos X y XVI, y hoy en día los visitantes pueden observar las ruinas de la antigua iglesia y la casa del obispo.

Respecto al fiordo Qooroq, de interés geomorfológico y petrológico, se cree que estuvo libre de hielo hace 9.000 años, mientras que los glaciares habrían avanzado en un período de entre hace 4.000 ó 5.000 años por las condiciones climáticas más frías.

Por último, los autores del artículo mencionan Narsarsuaq-valle de las Mil Flores, de interés geomorfológico, con sedimentos fluviales y unas aguas de color lechoso, indicador de la carga de suspensión que arrastra. Las expediciones realizadas desde 1899 han mostrado un adelgazamiento paulatino de la masa de hielo.