El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Los ópticos aconsejan regalos esta Navidad para "mejorar la salud visual" de los más pequeños

SANTIAGO DE COMPOSTELA. E.P.  | 04.12.2017 
A- A+

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia aconseja esta Navidad que se regale a los niños juguetes indicados para "un correcto desarrollo del sistema visual", adaptados a la edad y a los gustos de los más pequeños, con el fin de "mejorar la salud visual".

"El sistema visual de los niños no está del todo desarrollado al nacer. Su maduración completa no se produce hasta los siete años, aunque la mayoría de las funciones visuales ya se han desarrollado a los dos años y medio", explica la entidad colegial.

"Los niños, mientras están jugando, aprenden y desarrollan sus capacidades visuales. Sus primeros juguetes deben ir destinados a estimular su sistema visual y auditivo. Así, entre el primer y el tercer mes de vida, los juguetes deben tener colores llamativos y muy vivos. Deben acercarse a unos 20 centímetros de los ojos del bebé para que se interesen por ellos", resalta.

Los ópticos-optometristas gallegos indican que a partir de los tres años el niño puede jugar con rompecabezas que le ayuden a desarrollar su percepción y memoria visual. "Es fundamental que los padres jueguen con los niños, sobre todo, en la edad comprendida entre los 3 y los 6 años, ya que podrán descubrir si su hijo tiene problemas para identificar colores, para coger un objeto porque no lo ve bien, porque calcula mal las distancias o tiene un campo visual limitado", exponen.

"En estos casos, es aconsejable acudir a un profesional de la visión óptico-optometrista para revisar sus ojos y poder diagnosticar un posible problema visual lo antes posible", señala la entidad colegial.

Además, en opinión del Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia los padres "deben supervisar los juguetes que tengan lentes o espejos que puedan concentrar luz, como son las lupas, telescopios, microscopios o prismáticos, ya que pueden provocar quemaduras graves en los ojos de los niños si no se utilizan de forma adecuada".

"Lo mismo sucede con los juguetes que tienen partes afiladas, puntiagudas o que actúen como proyectil, que pueden convertirse en objetos peligrosos para los ojos de los niños", añade.