El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

se comunica POR TELÉFONO

La auxiliar pudo contagiarse el ébola al rozar con un guante la cara

Ella misma indica en una entrevista en Cuatro que se encuentra mejor de salud y que se enteró de su enfermedad por el móvil // También indicó que no informó al médico de cabecera de que hubiese estado en contacto con enfermos de ébola // Confirman el negativo de otra persona que estaba en seguimiento y presentaba síntomas // Medio centenar de personas vigiladas tras este contagio // Entre ellas, su marido, un ingeniero que viajó desde Nigeria y una enfermera que ha dado negativo en las pruebas

Imagen de la Teresa Romero Ramos colgada en Facebook - FOTO: Facebook
Imagen de la Teresa Romero Ramos colgada en Facebook - FOTO: Facebook

LUIS MONTERO/AGENCIAS SANTIAGO   | 08.10.2014 
A- A+

La auxiliar Teresa Romero Ramos, contagiada por ébola, participó hoy a mediodía a través del teléfono en un programa televisivo en Cuatro. Según indicó en esta entrevista la auxiliar afirma que se enteró de que padecía ébola por el móvil, al ver las noticias que informaban de la detección de una persona afectada, por lo que supuso que era ella. También indicó cuando acudió al médico de cabecera no le informó que hubiese estado en contacto con enfermos de ébola. También informó que se encuentra mejor de salud.

En declaraciones a Cuatro, Teresa Romero ha señalado que "intuía algo" durante su estancia en el Hospital de Alcorcón, porque al principio los médicos y enfermeros "entraban cada hora y luego cada más tiempo" y la última vez llevaban "un buzo blanco".

"Yo pregunté al médico por mi resultado y no me lo quiso decir muy claro; entonces cogí el móvil y vi en El País que había dado positivo", ha dicho.

Romero ha confirmado que, en su primera visita al médico de familia, le recomendó que tomara paracetamol, aunque ha reconocido que no le dijo que había tenido contacto con el virus.

"No pensé que fuera ébola, no lo piensas hasta el final", ha señalado Teresa, quien ha asegurado que, aunque va "despacio", está mejor.

En cuanto a la denuncia realizada por los profesionales sobre la falta de formación para atender a ese tipo de pacientes, ha asegurado que el cursillo duró poco, aunque no ha querido precisar el tiempo.

"A nosotros nos enseñaron a ponernos el traje y, sobre todo, y más importante, a quitárnoslo", ha señalado.

Precisamente hoy el doctor Germán Ramírez, de Medicina Interna del Hospital de La Paz, ha explicado que pudo contagiarse al tocarse la cara cuando se retiraba el traje protector después de atender al religioso Manuel García Viejo.

La paciente ha dicho que el único seguimiento que le realizaron después de fallecer el religioso fue llamarla a su casa para preguntarle si tenía fiebre u otros síntomas.

Romero ha explicado que los sanitarios que la trasladaron desde su casa al Hospital de Alcorcón iban vestidos con ropa de trabajo normal y ha considerado que pasó "bastante tiempo" hasta que la llevaron al Carlos III. "Horas", ha dicho.

TOCARSE LA CARA

La auxiliar de enfermería Teresa Romero  pudo contagiarse del virus del Ébola al tocarse la cara con los  guantes cuando se retiraba el traje protector con el que había  atendido al religioso Manuel García Viejo, fallecido a causa de la  enfermedad en el hospital Carlos III de Madrid.

Así lo ha admitido la paciente, según ha relatado a los  periodistas el doctor Germán Ramírez, de Medicina Interna del  hospital La Paz y miembro del equipo que la atiende.

Ramírez ha señalado que, aunque Romero está confusa "con tanta llamada telefónica", le ha explicado que pudo ocurrir este  "accidente" al tocarse la cara con los guantes que llevaba puestos y  con los que había atendido al misionero.

"UN POQUITO MEJOR"

La auxiliar de enfermería de origen gallego infectada por ébola tras participar en el cuidado del misionero Manuel García Viejo, que murió en septiembre por el mismo virus, ha experimentado "un poquito de mejoría en las ultimas horas".

En declaraciones a los medios en la Puerta del Sol, el presidente regional, Ignacio González, ha explicado que al parecer, Teresa Romero "ha experimentado un poquito de mejoría en la ultimas horas", y ha esperado que siga ese proceso de mejoría y se pueda recuperar cuando antes.

González se ha referido a las seis personas que están ingresadas por el virus y tras destacar la mejoría de Teresa, ha afirmado que su marido "está en perfecto estado, asilado en una habitación y sin ningún síntoma".

Las dos enfermeras que trabajaron en el Hospital La Paz-Carlos III en el cuidado de los dos misioneros repatriados, que fueron ingresadas "por precaución" por tener algunas décimas, están en observación por si fuera necesario hacer alguna prueba o analítica, ha señalado González, quien ha añadido que el ingeniero procedente de Nigeria que fue ingresado por fiebre está dando "negativo" en las pruebas que se le han realizado.

Por último, se ha referido a la otra enfermera que fue ingresada en su día y ha tildado de "magnífica noticia" que las pruebas hayan dado negativo.

AYER, BUENA EVOLUCIÓN

La auxiliar de enfermería infectada por el virus de ébola, que ingresó la pasada madrugada en el hospital Carlos III de Madrid, evolucionó "favorablemente dentro de las precauciones" a lo largo de la noche y la mañana de ayer, mientras siguen en observación su marido y un varón que llegó en un vuelo internacional desde Nigeria, según informa Europa Press.

Teresa Romero Ramos, natural de Becerreá y que participó como voluntaria en el equipo que cuidó a los religiosos, dijo haber cumplido con el protocolo establecido para estos casos, por lo que los profesionales sanitarios encargados de su tratamiento intentan averiguar "si ha habido un fallo por cualquier motivo".

"Es una desagradable sorpresa porque no nos lo imaginábamos", informaron en rueda de prensa el gerente del hospital La Paz de Madrid, Rafael Pérez-Santamarina, y el jefe de la Unidad de Infecciosas del complejo hospitalario La Paz-Carlos III, José Ramón Arribas, tras recordar que después del primer caso, el de Miguel Pajares, todo había ido "perfectamente".

Sanidad mantiene bajo vigilancia a medio centenar de personas tras conocerse este caso de contagio.

Teresa Romero permanece ingresada y aislada en el Hospital Carlos III de Madrid mientras que su marido y un ingeniero español procedente de Nigeria se encuentran en observación en el mismo centro.

Su pareja está asintomático y el ingeniero ha dado negativo en un primer análisis, según informaron los responsables del hospital La Paz y los médicos que les atienden en el Carlos III, y recoge la agencia Efe.

Ni Teresa Romero ni su marido viajaron a Galicia desde que contrajo el virus, ni tampoco amigos o familiares de la Comunidad gallega se desplazaron a Madrid ni tuvieron contacto con ellos, según trasladó ayer el Ministerio de Sanidad a la Xunta.

Asimismo, una enfermera que tuvo exposición a la enfermedad durante el tratamiento a los misioneros repatriados, pero que no había tenido fiebre ni síntoma alguno, ha dado negativo en los dos análisis de ébola, según fuentes de la Consejería de Sanidad.

La sanitaria contagiada mantuvo contacto con 22 personas, en su mayoría profesionales que la han atendido y familiares, a quienes la Comisión de Coordinación -entre Sanidad y la Comunidad de Madrid- mantiene bajo vigilancia.

Lugo. La auxiliar de enfermería contagiada con el virus del ébola, Teresa Romero Ramos, es natural del municipio lucense de Becerreá, donde reside su hermano y su madre, a quienes visita con frecuencia.

Entre los vecinos de la localidad lucense se ha instalado la "preocupación" por la falta de información sobre el caso, dado que la auxiliar estuvo "hace poco" en la localidad, aunque, según los datos de sus vecinos, no en las fechas posteriores a su contagio.

La madre de Teresa Romero confía en la pronta recuperación de su hija, aunque, dados sus problemas de salud, no se la informó de la gravedad de su enfermedad y cree que fue hospitalizada por una severa gripe, según han indicado allegados a la familia.

El alcalde de Becerreá, el socialista Manuel Martínez, se puso en la mañana de ayer a "disposición" de la familia de la contagiada, al tiempo que pidió al Gobierno y al Ministerio de Sanidad que actúe "con transparencia y claridad" ante este caso.

plasma de una misionera

•••La auxiliar de enfermería infectada por el virus del ébola está recibiendo plasma de donante convaleciente de la hermana Paciencia Melgar, la misionera que se contagió cuando cuidaba a los religiosos del hospital St Joseph de Monrovia (Liberia) y logró superar la enfermedad. Así lo confirmó a Efe la secretaria de la sección sindical de CCOO del hospital madrileño de La Paz, Esther Quiñones, quien señaló que la enfermera ingresada en el hospital Carlos III de Madrid recibe este tratamiento desde la pasada madrugada. Quiñones indicó que, según la gerencia del hospital de La Paz, la paciente recibe ya los anticuerpos de la misionera africana, que se trasladó a España en un intento de salvar la vida del sacerdote Manuel García Viejo, fallecido a causa del virus al igual que el padre Miguel Pajares, tras ser ambos repatriados a España.