El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Un vigués se hace en eBay con el microscopio más antiguo del mundo

El coleccionista Tomás Camacho adquiere una pieza inédita, construida por el padre de la microbiología//La última se vendió en subasta por medio millón de euros

El profesor Briand Ford, izquierda, con el doctor Tomás Camacho, mantiene en la mano el microscopio de Antony Leeuwenhoek, de 300 años de antigüedad - FOTO: Maite Gimeno
El profesor Briand Ford, izquierda, con el doctor Tomás Camacho, mantiene en la mano el microscopio de Antony Leeuwenhoek, de 300 años de antigüedad - FOTO: Maite Gimeno

MAITE GIMENO  | 14.07.2015 
A- A+

De anhelo imposible a sueño cumplido. Ni en sus mejores ensoñaciones como uno de los principales coleccionistas privados de España de microscopios de los siglos XVII al XIX, el vigués Tomás Camacho, director médico del laboratorio LemaBandín-Grupo Vithas, se atrevió a verse como propietario de una de las piezas más codiciadas, exclusivas, caras y antiguas del mundo: un microscopio construido por Antony Van Leeuwenhoek (1632-1723), considerado como el padre de la microbiología y parasitología.

Los renglones de la historia que han convertido al doctor Tomás Camacho en el propietario de una de las diez cotizadas piezas que existen en el mundo, ya que la última subastada en Christie´s en 2009 fue adquirida por medio millón de euros, son propios de un guión literario. Su pasión por los microscopios antiguos y originales, de los que posee más de 200, le llevó a encontrar en eBay la puja de un vendedor holandés que ofrecía la pieza no como un microscopio, sino como un instrumento de pintura que halló enterrado en la tierra de un parque construido con el lodo retirado en los canales del río de Delft. Sorprendido por la oferta, Camacho, aún sin la certeza de que se trataba de un microscopio original de Leeuwenhoek, no dudó cerrar rápidamente la operación; en hacerse con la puja y en pagar de forma inmediata el precio que le exigió el vendedor.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt