El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

La Voz desmantela Voz Televisión tras retirarle sus socios el apoyo económico

El 2 de diciembre, tras suprimir el espacio ‘Vía V’, empezó a despedir personal al no conseguir nuevos inversores// Cubre la parrilla con las teletiendas y refritos de programas ya emitidos

SIN PARRILLA Este es el aspecto que presenta la parrilla de programación para hoy sábado de la página web de Voz Televisión. Y así el resto de la semana, un vacío completo. De hecho, la programación de Voz Televisión se compone de una teletienda desde las 10.00 a las 20.00 horas, y a continuación, algunos programas ya emitidos.
SIN PARRILLA Este es el aspecto que presenta la parrilla de programación para hoy sábado de la página web de Voz Televisión. Y así el resto de la semana, un vacío completo. De hecho, la programación de Voz Televisión se compone de una teletienda desde las 10.00 a las 20.00 horas, y a continuación, algunos programas ya emitidos.

REDACCIÓN SANTIAGO  | 14.01.2017 
A- A+

Lo que se anunció como “una reestructuración de la división audiovisual” del grupo La Voz de Galicia no es más que “un desmantelamiento de Voz Televisión”, según confesaron profesionales que participaron en la puesta en marcha de ese canal de televisión. “Voz TV acabará siendo una especie de canal de teletienda” al considerar sus responsables que el Grupo Voz “no puede seguir asumiendo las millonarias pérdidas que genera” y al ser incapaces de “encontrar inversores que suplan a los socios que sustentaron económicamente al canal desde su fundación”.
La empresa justifica el desmantelamiento, que va a dejar a medio centenar de personas en la calle y reducir los ingresos de otras tantas, argumentando que se quiere crear “una gran plataforma digital” para dar contenido a una serie de productos en los que “tengan más y mejor encaje los contenidos de la división audiovisual” y citan, como ejemplo, la nueva serie estrenada esta semana sobre Compostela y el Camino de Santiago.
Pero los profesionales consultados insisten en que “todo encubre una realidad: Voz Televisión no interesa y se va a ir desmantelando poco a poco”. Como muestra, señalan que “los primeros despidos se produjeron coincidiendo con la desaparición de Vía V. Fue la disculpa perfecta para prescindir de una parte del personal”.
“Achacar el cierre del programa estrella del canal a la baja audiencia es ridículo ya que, siendo bajo, duplicaba la media de la cadena”, añaden las fuentes consultadas.
En ese sentido decir que Voz Televisión apenas tiene un 0,3 % de audiencia cuando el otro canal autonómico, TVG, supera con creces el 14 %. “El objetivo cuando La Voz puso en marcha este proyecto era competir directamente con TVG”, señalan personas que trabajaron en Voz Televisión.
Pero la realidad es que, desde el punto de vista económico, el canal de televisión de La Voz de Galicia no ha dejado de perder dinero desde su puesta en marcha en 2010. Y todo ello a pesar de que “la empresa apenas aportó cantidades en metálico al conseguir que fueran sus socios los que corrieran con el desembolso para la puesta en marcha de la cadena”, según relataron personas conocedoras del proceso.
Tras conseguir una de las dos licencias que otorgó la Xunta para la implantación de la TDT, Santiago Rey, presidente y editor del grupo coruñés, convenció a José Luis Méndez, de aquella máximo responsable de Caixa Galicia y de la Corporación Caixagalicia, para que sufragara los gastos de una televisión que, según fuentes próximas a aquella negociación, “iba servir los intereses del lobby coruñesista”. Fue, precisamente, en una reunión en A Zapateira donde se fraguó todo: Santiago Rey, con la inestimable ayuda de José Luis Méndez, logró montar el canal de televisión con el apoyo económico de otros dos empresarios.

Caída en desgracia. Un respaldo que se mantuvo unos años en los que Méndez, señalado como uno de los culpables del fiasco de las caixas y defendido a capa y espada por La Voz, pasó a ocupar cargos directivos aunque de forma simbólica, sobre todo tras su caída en desgracia por la venta de la entidad resultante de la fusión de las antiguas cajas a Abanca... era un estorbo para el editor coruñés de cara al futuro.
“Los responsables de Voz Televisión”, añaden las fuentes consultadas, “llevan tres años intentando que nuevos inversores ocupen los lugares de los socios iniciales. Llamaron varias veces a las puertas de algunos empresarios conocidos, que no estaban por la labor tras el fiasco sufrido en la compra de a­cciones de NCG”. “También tocaron a otras empresas coruñesas que no quisieron sumarse a un proyecto que hacía aguas por todas partes”, añaden.
Convencido Santiago Rey, y su reducido equipo de consejeros directos, de que el empresariado coruñesista empezaba a estar harto “de sus bravuconerías e intentos de extorsión”, frase textual pronunciada por uno de nuestros interlocutores durante la mañana de ayer, decidió explorar la vía de las entidades bancarias.
Fue el caído Ángel Ron, presidente del Banco Popular, el primero que recibió una petición, vía Banco Pastor, por parte de los responsables del grupo mediático de A Coruña. La respuesta fue negativa. “Los medios de comunicación son grupos de riesgo y los números de Voz Televisión no la hacían viable”, aseguraba ayer mismo una persona relacionada con el Banco Popular que, por razones obvias prefiere mantener el anonimato aunque fue rotundo al señalar que “la petición existió aunque ahora alguien lo pretenda negar”.
También llamó Medios Digitales de Galicia S.A. (la empresa presidida por Santiago Rey que gestiona la división audiovisual del Grupo Voz) a las puertas de Abanca y el BBVA. Ninguna de las personas contactadas en la primera entidad quiso comentar nada sobre este asunto “por razones obvias, aunque la posibilidad de que Abanca participe en medios de comunicación es, ahora mismo, inexistente”, mientras que en la segunda, el BBVA, señalaron que “es público que mantenemos un acuerdo de colaboración con La Voz de Galicia sobre temas informativos”.
Una vez fallados todos los intentos fue cuando los responsables de La Voz, ante la tesitura de tener que seguir asumiendo las pérdidas millonarias del canal de televisión, optaron por proceder a desmantelar Voz Televisión. El primer paso fue suprimir el programa estrella Vía V y reubicar a Fernanda Tabarés, miembro del núcleo duro del editor, en el puesto de Carlos Carballo, el profesional que puso en marcha la División Audiovisual de La Voz y que se encuentra negociando la rescisión de su contrato.

APENAS UN 20 % DEL PERSONAL

•••Voz Televisión mantiene en plantilla menos de un 20 % del personal que se había fijado en la norma para la concesión de los dos canales autonómicos de TDT (el segundo, adjudicado a Popular TV, lleva tres años sin operar), según reconocieron a EL CORREO personas relacionadas con el propio medio. “La mayor parte de los puestos están siendo cubiertos por personal en prácticas, por alumnos del máster de La Voz y por estudiantes de diversos ciclos de audiovisuales que mantienen convenios con la empresa”, añaden. A esos hay que añadir el personal del periódico en las delegaciones que “fueron obligados por la empresa a grabar imágenes en vídeo para emitir en Voz Televisión o en la propia web”, siempre según las fuentes consultadas.