El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Lenguas extranjeras, docencia y futuro

Estudiantes y profesores de la USC valoran positivamente el uso del inglés en la enseñanza y como herramienta útil para el mundo laboral

Perspectiva del Campus Sur, en la Universidade de Santiago de Compostela, desde el mirador central de la Alameda
Perspectiva del Campus Sur, en la Universidade de Santiago de Compostela, desde el mirador central de la Alameda

DUARTE LÓPEZ   | 24.06.2018 
A- A+

La oferta docente es una de las claves fundamentales para la internacionalización de las universidades, y para ello la utilización de diversas lenguas es un medio fundamental. La lengua inglesa, actualmente, es la tercera en el mundo en número de hablantes, seguida del chino y del español, y la primera en internet, ya que ocupa el 80% del contenido, y cada vez está más introducida en la prensa, en los negocios, en la ciencia, en la tecnología y en la publicidad. Dominarla, aunque no deja de tener un valor añadido, es imprescindible para entrar en un mercado laboral sin fronteras. La implantación de la lengua inglesa en la enseñanza capacita a los estudiantes para comunicarse en el ámbito internacional y así ser competitivos en un mundo cada vez más globalizado. Además, les permite participar en programas de intercambio en el extranjero para ampliar su carrera académica. Las competencias lingüísticas para enfrentarse a un grado o a un cierto número de materias, íntegramente en inglés, precisan de un mínimo nivel de dominio, y en ocasiones será necesario invertir tiempo y dinero para adquirir esas capacidades que sin duda son claves para conseguir unos resultados eficientes. Sin embargo, eso supone un hándicap para quienes no pueden permitirse una preparación previa, ya que quienes tengan que aprender la lengua extranjera, además de los contenidos propios de cada titulación, se encuentran en desventaja con respecto a aquellos estudiantes nativos o que la dominan perfectamente. Por otro lado, la introducción del inglés en la enseñanza en aquellas universidades donde conviven diversas lenguas oficiales, puede suponer una amenaza para la lengua minoritaria.

La USC, consciente de la importancia de atraer estudiantes internacionales y de dotar de una competencia adecuada en lenguas de comunicación internacional a los estudiantes que solo conocen sus lenguas maternas, aprobó recientemente el documento Ledus, que es la regulación para la docencia de calidad en lenguas extranjeras de la Universidade de Santiago de Compostela. Este documento motiva a los diversos departamentos de la institución a ofrecer programas de grado o de máster en lenguas extranjeras, especialmente en inglés.


Una oferta docente amplia y que contenga materias en varias lenguas resulta imprescindible para que estudiantes de otros países, con lenguas maternas diferentes del español o del gallego, elijan los campus de la USC para realizar sus estudios universitarios. Hasta el momento, la presencia del inglés en la oferta docente de la universidad, excluyendo el ámbito de la Filología, se restringía principalmente a los ámbitos de la Ingeniería Química y la Química. De hecho, el departamento de Ingeniería Química, consciente de la importancia de ser una materia atractiva para estudiantes internacionales, configuró lo que se conoce como 'Semestre de Movilidad'. Esta iniciativa permite a los potenciales estudiantes de otros países cursar un semestre en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería con materias exclusivamente en inglés mientras que los estudiantes locales mejorarán su competencia lingüística.


Los profesores Óscar Rodríguez y Héctor Rodríguez, que accedieron a dar su visión sobre el tema, no consideran que el inglés sea un obstáculo para la recuperación del gallego, ya que el departamento de Ingeniería Química, al que ambos pertenecen, ofrece las materias en inglés de forma que los estudiantes puedan elegir entre un grupo con el inglés como lengua vehicular y otro con las lenguas oficiales como lenguas de enseñanza. De esta forma, los docentes de estas materias no se ven obligados a dar clase en español si hay algún estudiante internacional o del resto de España, ya que para ellos existe la opción del grupo de inglés. Además, ambos piensan que el gallego no entra en conflicto directamente con el inglés a nivel de docencia, sino más bien con el español, ya que según los datos del Servicio de Normalización Lingüística de la Universidade es la lengua que ocupa la mayor parte de la docencia a pesar de que su lengua oficial es el gallego.


En un estudio para el Máster Interuniversitario en Estudios Ingleses Avanzados y sus Aplicaciones en la USC, estudiantes de asignaturas en inglés promovidas por el departamento de Ingeniería Química dan su opinión sobre su uso como lengua vehicular en la universidad y la mayoría concuerdan en que debería tener más presencia en la USC y que esta proporcionara a estudiantes, personal docente y administrativo más recursos para aprender lenguas extranjeras. También comparten la opinión de que los universitarios deberían superar alguna asignatura en inglés a lo largo de su etapa formativa y ser competentes en dicha lengua al finalizar sus estudios superiores. Por lo tanto, son conscientes de la importancia que tiene estudiar inglés para su futuro profesional y reciben esta iniciativa con los brazos abiertos.

la ciencia se inclina por un idioma universal

Héctor Rodríguez, profesor del departamento de Ingeniería Química, destaca que la implantación del inglés es sin duda favorable tanto para la institución como para los estudiantes.

Esta medida permite a la universidad encontrar su posición en una nueva realidad que tiene el inglés como lengua franca, especialmente en aquellos ámbitos relacionados con la ciencia y el desarrollo tecnológico. Por ejemplo, un estudiante de ingeniería, por la amplia perspectiva de su profesión, quizá se vea obligado a realizar un curso en el extranjero o a trabajar con máquinas y herramientas fabricadas en otros países cuyo manual de instrucciones esté en inglés. Por lo tanto, la universidad debe preparar a los estudiantes para poder enfrentarse a este tipo de situaciones y asegurarse de que puedan trabajar de un modo eficiente en un contexto internacional sin descuidar el contexto local.

Óscar Rodríguez, investigador del mismo departamento y docente del grupo de inglés de la materia Transmisión de Calor, señala que ese idioma pasó de ser una lengua extranjera más a ser un requisito indispensable que se da por sentado.

Pone como ejemplo de la relevancia de esta lengua en el actual contexto global el hecho de que autores de habla hispana en el ámbito de la Ingeniería Química publican sus investigaciones en inglés para llegar a más gente a nivel internacional y después traducen sus trabajos al español.