El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Ocho terrazas de altura para ver otra cara de Compostela

A veces las alturas esconden tesoros en forma de vistas espectaculares en 360 grados. Aunque puede que a más de un picheleiro se le escapen, las mareas de turistas que llegan a la ciudad vuelven a casa con esas joyas en la retina. No todas son visitables, algunas ni siquiera tienen un uso, pero todas ellas invitan a deslizarse con la mirada por los cielos de Compostela y quedarse boquiabierto.

Terraza de la Facultade de Historia, en la praza da Universidade - FOTO: Cedida
Ver galería
Terraza de la Facultade de Historia, en la praza da Universidade - FOTO: Cedida

ELVA OTERO   | 11.03.2018 
A- A+

Facultade de Historia. Su terraza pone el punto y final a una de las visitas guiadas que organiza la Universidade de Santiago para dar a conocer su patrimonio histórico. De estilo neoclásico, el edificio diseñado por Melchor de Prado se empezó a levantar a finales del siglo XVIII con el cometido de habilitar una sede para la institución educativa. A la azotea se llega a través de una intrincada escalera cuyo acceso se esconde en un lateral del claustro de la segunda planta. Según explica Rosa Maxi Saborido, encargada del programa turístico de la USC, se trata de un anexo que se incorporó al inmueble en una reforma posterior y en sus orígenes servía al guardés para dar cobijo a sus animales domésticos. Quince años atrás, cuando la Universidade estrenó las visitas guiadas, descubrió por fin esas maravillosas vistas que permiten contemplar la ciudad en 360 grados. Se organizan rutas de lunes a sábado, tanto individuales como en grupo, y para inscribirse solo hay que consultar las condiciones aquí.

Sede de Correos. Situado en la rúa do Franco 4, el edificio fue construido en los años 30 por el arquitecto J.M. de la Vega. Ubicada en un inmueble anexo, la empresa postal adquirió allá por 2003 la que fuera sede de Telefónica para montar sus oficinas centrales. Después de una reforma integral y tras varios cambios de fecha, Correos estrenaba las nuevas instalaciones en agosto de 2010. De uso interno, desde la terraza se contempla una hermosa panorámica del casco viejo. En primer término se vislumbran el Colexio de San Xerome, la praza do Obradoiro y la rúa do Franco. Como telón de fondo, la Alameda, monte Pío y el Pedroso. La azotea dispone de un jardín interior con grandes claraboyas que aportan luz natural a la oficina postal de atención al público.

CGAC. Diseñado por Álvaro Siza entre 1988 e 1993, el museo se ubica en una de las zonas monumentales más sensibles de Compostela, en los límites del centro histórico, muy cerca del convento y la iglesia de San Domingos de Bonaval. De estilo contemporáneo, cuenta con una terraza abierta al paisaje urbano que ha sido capaz de integrarse en la programación del centro como si de una sala más se tratase. No en vano, se utiliza como espacio de exposiciones para obras que se pueden exhibir en el exterior y también para proyecciones de cine de verano, conciertos y danza contemporánea. De forma permanente se muestra Triangular Pavilion, del artista Dan Graham, una de las obras de la Colección CGAC. Se puede contemplar en el marco de las visitas guiadas que se promueven tanto para conocer los fondos del centro como su arquitectura.

Pazo de Raxoi. De estilo neoclásico, es uno de los edificios más representativos de Compostela. Lo mandó construir en 1766 el arzobispo Raxoi para residencia de los niños del coro y seminario. Las obras fueron ejecutadas por el ingeniero francés Charles Lemaur. Hoy se utiliza como sede del Concello de Santiago, el Consello da Cultura Galega y algunas dependencias de la Xunta. Situada en la primera planta, la terraza asoma a la rúa da Trindade y ofrece espectaculares vistas de As Hortas, la Alameda y el Pedro. En los últimos años le ha servido al gobierno local para realizar diferentes actos institucionales.

Pazo de Bendaña. Es uno de los grandes pazos compostelanos, antigua propiedad de los marqueses de Bendaña. Fue terminado en 1759. Aunque no sobresale por brindar grandes panorámicas, merece la pena asomarse a este singular rincón del casco viejo y sentirse arropado por tejados con siglos de historia. Con vistas a la Rúa Nova y al callejón de Entrerrúas, el espacio se alquila para diferentes eventos, desde grabaciones de videoclips hasta convenciones, etc. En los últimos años ha sido el escenario de performances, programas pedagógicos de diferente tipo y área de recreo de los talleres que imparte Adriana Pazos en la Fundación Granell. Actualmente es una de las sedes del Festival Wos.

Facultade de Xornalismo. Situado en el Campus Norte, también lleva la firma de Álvaro Siza y su construcción comenzó en 1993. Es su segundo gran edificio en Compostela y constituye uno de los principales ejemplos de la arquitectura contemporánea en la ciudad. En la tercera planta hay tres terrazas. La primera se correspondería con el techo de la biblioteca y, según fuentes del centro, no tiene uso alguno. Flanqueando la nave principal, las otras dos sirven de balconada a los despachos del personal docente.

Tejados de la Catedral. No son una terraza, pero regalan una de las mejores vistas del casco histórico. Se accede por las escaleras de la torre. Es un cielo de piedra que, a 30 metros por encima del Obradoiro, ofrece un campo de vision de 360 grados. Además de observar A Quintana, Acibechería y Praterías, la mirada se desliza sobre los tejados monumentales y se pierde hasta la Alameda y el Pedroso.

Colexio de San Xerome. Aunque no permite disfrutar de una panorámica en altura, esconde una de las perspectivas más singulares del Obradoiro. Incluido en el programa de visitas guiadas de la USC, desde su balcón se contempla esa grandiosa plaza símbolo de la convivencia entre peregrinos de todo el mundo y picheleiros. Denominado Estudio Viejo, San Xerome fue construido en el siglo XVII para dar cobijo a los estudiantes pobres en la praza de Acibechería. Cuando los monjes de San Martiño Pinario lo compraron para ampliar el convento, se levantó el nuevo edificio en su ubicación actual. En su entrada se instaló la portada románico-gótica del antiguo colegio. En la actualidad alberga el Rectorado de la Universidade.