El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

{Apuntes}

Tecnología también a la hora de comer

EDITH GÓMEZ  | 30.04.2017 
A- A+

Hoy en día, el internet ha dominado incluso la forma en que encontramos nuestros alimentos. Los negocios se las han arreglado con nuevas estrategias de ventas con el fin de llegar a más clientes de manera masiva.

¿Recuerdas cómo era todo antes de que la tecnología llegara a nuestros hogares? Aunque no quisiéramos, teníamos que salir a la calle a comprar comida, sin tener certeza de la disponibilidad de lo que necesitábamos comprar.

Mucho peor cuando el clima era el principal obstáculo. Con frío o calor había que hacerlo, porque la comida es una necesidad que no puede pasarse por alto.

Ahora si vamos más atrás, conseguir la comida era toda una aventura. Había que acechar y correr tras las presas con una lanza, si tenían suerte cenaban. De lo contrario, debían pasar horas sin comer y seguir en la búsqueda de comida exponiéndose a todos los peligros de la naturaleza.

La maravillosa comida a domicilio. No hay duda alguna de que la comida a domicilio es uno de las mejores ideas hechas realidad. Bastante útil en aquéllos momentos donde no tenemos tiempo ni para prepararnos un sándwich, o para aquéllos días de descanso total.

En la actualidad, muchos restaurantes se han visto en la necesidad de ofrecer este servicio a través de las redes sociales. Incluso existen plataformas donde puedes elegir entre miles de restaurantes, ¿no es esto increíble?

La comida a domicilio es un mercado que ha ganado mucho auge y que se sigue popularizando. Hay quienes tienen como hábito acudir a este sistema y hacer pedidos diariamente, mientras que otros lo hacen entre una y dos veces a la semana.

La orden de postres y bebidas es dominante. Además, es un negocio bastante rentable, ya que la mayoría termina pidiendo más de lo que tenía en mente. Todo esto es posible gracias a un solo clic, una llamada o un simple mensaje de texto.

Para los no tan caseros, mejor reservar en un restaurante. Así como hay quienes evitan dirigirse al establecimiento a comer por cuestiones de tiempo y comodidad. Hay otros que prefieren sentarse en una mesa, aprovechar el tiempo para tener una buena conversación y disfrutar del ruido de la gente.

La mayoría de estos consumidores son personas adultas, mayores de los cuarenta años de edad. Hoy en día, con la globalización, los restaurantes tienen páginas web, aplicaciones móviles y cuentas en las redes sociales que les permite interactuar de manera más fácil con sus clientes.

Unos escogen el menú por adelantado o se limitan a ordenar una vez que están en el establecimiento. Las opciones son flexibles para el gusto de cada cliente.

La nueva manera de hacer mercado. Hay quienes prefieren cocinar en casa; supervisar los ingredientes y las cantidades es su prioridad. Por fortuna, hacer las compras de la semana o del mes está a un solo clic y solo toma unos cuantos minutos. Muchos supermercados conocidos han creado sus plataformas para ahorrarles tiempo a la gente, y por supuesto, para tener más entradas económicas. Su misión es llegar a los hogares de todos.

Sólo se necesita de una tarjeta de crédito o débito para concretar la compra y toma aproximadamente un día para hacer la entrega. Incluso las verduras, las frutas el pescado y las carnes se pueden comprar vía Internet. Imagina todo el tiempo que te ahorras comprando desde la comodidad de tu casa.

Los supermercados digitales. Por otro lado, se ha venido hablando de los supermercados digitales, ¿has escuchado sobre ellos? Bueno, la verdad es que existen varias ideas innovadoras, pero una de las más atractivas es la de un supermercado en Alemania donde se pueden hacer las compras por medio de una aplicación móvil.

¿Cómo funciona? La app tiene reconocimiento de voz, con esto se hace la lista de compra desde casa. Una vez que la persona llega al supermercado, los datos de la aplicación pasan a la pantalla del carro de compra que tome. Luego, el carro reconocerá los productos y los eliminará de la lista de manera automática.

La verdad es que es increíble como la tecnología ha revolucionado incluso nuestra manera de comer. Parece que falta muy poco para que se prescinda del trabajo de camareros y cajeros. ¿Conoces alguna otra forma en que la tecnología influye en la forma de comer?

Gananci

(*) La autora es periodista