El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Verano

éxito demoníaco y misterio 'saia de carolina'

Algo salvaje en Ferrol: lagartos, 'visual kei' y barriguitas contentas

El extraño caso boca a boca de Decadent Daughters: musicales hijos prodigio de la ciudad más hostil // De cómo Fuxan os Ventos logran el enésimo llenazo, mientras arrasan los cruceros con cena galaica

PATRICIA HERMIDA • FERROL   | 27.08.2009 
A- A+

La señal del demonio invoca a los nuevos amos del metal ‘teenager’: nace el himno de ‘Black and Blue’ servido por seguidores de Mötley Crüe. Abstenerse triunfitos

Discos de Elvis Presley ardiendo como pecadoras torres de Babilonia ante la muchedumbre del Sur norteamericano. Letras del Helter Skelter como detonantes de la locura de Charles Manson. Sus Satánicas Majestades, tiros en los conciertos y muertos. Un disco de Iron Maiden que escuchado al revés invoca a Satán. El diablo, el diablo, el diablo. Y el éxito de la provocación en rostros pálidos, puños en alto y garras metálicas. Donde hay escándalo, hay negocio. Incluso desde una pequeña ciudad de astilleros. También aquí rebrotan las tribus urbanas, con bandas góticas de khol muy cargado y decibelios elevados.

Regresemos a los durmientes pavos reales del parque Reina Sofía. Soliviantados el lunes por marabuntas fanáticas de Melendi. Y despertados el martes por el festival indie de A Todo Filispín. Hordas de adolescentes vampíricos, reencarnaciones teenager de la Santa Compaña, pálidos del mundo. Todos juntos se postraron ante la nueva revelación del metal: de la guitarra eléctrica, no del buzo de Bazán. Porque más allá de las fiambreras bajo las grúas, de las rondallas en las Pepitas, de los Ferrolanos de Toda la Vida (FDTV) ... Mucho más allá de casinos, tabernas y madrinas... algo salvaje se mueve en los barrios. El Ferrol oficial tiembla ante los coches tuneados, rimbombantes bajo el temblor de Violadores del Verso. Se frota los ojos tras las colas desatadas por Melendi. Se santigua por la penumbra de A Todo Filispín. Ojito con lo que rumorean las fans en la web oficial de los caranceiros DD: "Decadent Daughters se formó en la decadente, gris y sucia Ferrol tras la ruptura de la banda adolescente Strüter". Glupss...

Como si se tratase de un Berlín asediado por los fantasmas de Bowie y Lou Reed, las gruppies contextualizan a su nuevo mito escénico en un Noroeste gallego desolador. Con muro divisorio incluido, caudillo a sus espaldas y ansias de evasión. Entre el heavy metal más clásico, aunque a océanos de distancia de Led Zeppelin, y el visual kei o adoración por el mundo manga. Así guitarrearon las literales hijas de la decadencia: ferrolanos rebautizados como Andy, Chris, Kane, Lizz y Dani. ¿Para qué queremos a Tokio Hotel si aquí tenemos a revisitadores de la angustia de los 90? Dame un Smell like teenager spirit y te ofreceremos un Exploited teens. Háblame de un rock de ultratumba que junto al cementerio de Catabois sonará un Rip your heart out. Sólo el vídeo de Black and Blue tiene más de 19.000 descargas en YouTube. Su actuación en el RumRum, a pecho descubierto y con fans aferrándose a sus vaqueros, creó historia. Hasta un sello indie de EEUU, el Demon Doll Records, se interesó por sus codiciados huesecitos. Pero para ahuyentar a Satán, nada mejor que las canciones de Fuxan Os Ventos. Purita alegría en un concierto donde todo el mundo aplaudió, berreó, pateó y pidió miles de canciones. Desde A saia de Carolina, apología erótica de los lagartos, hasta la épica Sementar, sementarei. Enésimo llenazo del verano en Ferrol, donde todo el mundo quiere beber, bailar canciones de lagartos y comer. Incluso nuestro particular Boat of Love, esos viajes-cena de sábado por la ría, se han convertido en éxito de masas. Se prolongarán hasta septiembre, bajo amenaza popular de recurrir a la antropofagia.