El Correo Gallego

Verano

BOAS NOITES, FERROL!!

Last night Super 8 saved our lifes!!

O cómo la sala de conciertos de Ferrol nos rescató de miserias, paro y reconversiones // Cuatro años y 500 actuaciones

Rubén Coca, ‘alma mater’ de la sala de conciertos Super 8: tabla de salvación en la noche ferrolana.  - FOTO: Kiko Delgado
Rubén Coca, ‘alma mater’ de la sala de conciertos Super 8: tabla de salvación en la noche ferrolana. - FOTO: Kiko Delgado

PATRICIA HERMIDA. FERROL  | 20.08.2014 
A- A+

Atención, Ferrol: hay vida más allá de los años 80. Rodeada por bares que exaltan a La Guardia y conciertos que versionan hasta el infinito a lo Mejor (o Peor) del Pop Español, la sala Super 8 sobrevive como única Coca-Cola en el desierto nocturno/ferrolano. Con referencias cinéfilas y guiños a Los Planetas, el espacio gestionado por Rubén Coca cumple cuatro años y 500 conciertos. Calculamos 624 noches de conciertos guitarreros, himnos gritados en el abismo de la noche, púas lanzadas al aire, cubatas engullidos y tensiones liberadas... mientras Ferrol se hunde como un auténtico barco pirata. Nos robarán los barcos, nos chulearán el trabajo, nos aplastarán una y otra vez con canciones de pijos madrileños en 1987. Pero siempre nos quedarán Super 8 y sus grandiosos hits alternativos de borrachera, a altas horas de la mañana.

Cuando todavía me sobraba desvergüenza, recuerdo haber trepado a la cabina del DJ con otra amiga plasta para reclamar (pistola en pecho) el Rock the Casbah de The Clash. A los 30 segundos, sonaba el piano/batería de Topper Headon y los forofos del Super 8 arrolaban por la pista abajo. Gracias a esta sala de conciertos, declarada la mejor de Galicia en 2012, los ferrolanos han podido disfrutar de conciertazos como los de Triángulo de Amor Bizarro, Los Coronas o Sex Museum. 

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt