Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 29 enero 2023
21:00
h

Música entre ladrillos

El próximo miércoles,9 de noviembre, se cumplen treinta y tres años de la caída del Muro de Berlín. Sin duda, momento simbólico del fin de una era y la apertura a nuevos horizontes de la vieja y doliente Europa. A lo largo de los años, muchas han sido las canciones que se han referido a tan icónica construcción: algunas abiertamente, otras contando historias que transcurrían en sus inmediaciones, y también otras repletas de metáforas sobre el aislamiento humano.

A continuación repasamos unas cuantas composiciones de artistas de todo tipo que encontraron inspiración en los 115 kilómetros de esta construcción que llegó a la vida de los berlineses en 1961 y se mantuvo en pie hasta noviembre de 1989.

‘WIND OF CHANGE’ (SCORPIONS). La banda de rock alemana Scorpions publicó este pedazo de balada meses después de la caída del muro. Un canto a la esperanza, a la concordia, que se terminaría convirtiendo en su mayor éxito y en pieza clave todavía hoy de sus vigorosos directos. El silbido inicial es posiblemente el más famoso del rock.

‘THE WALL’ (PINK FLOYD). The Wall, el disco de Pink Floyd de 1979, no habla sobre el Muro de Berlín, sino sobre la alienación del ser humano. Sin embargo, es fácil identificarlo con dicha construcción por motivos evidentes. El gran concierto del ex Pink Floyd Roger Waters en Berlín el 21 de julio de 1990 para celebrar el fin de la separación no hizo más que fijar esta relación en el ideario colectivo hasta el fin de los tiempos. The Wall va sobre el Muro de Berlín, ¿no? Pues claro.

‘99 LUFTBALLONS’ (NENA). El guitarrista de la banda alemana Nena, Carlo Karges, estaba en un concierto de los Rolling Stones en la parte oeste de Berlín a principios de los ochenta. En un momento dado, centenares de globos fueron lanzados al aire, y Karges no pudo evitar preguntarse qué pensarían los habitantes del otro lado del muro al verlos. Así compuso su mayor éxito.

‘BERLÍN’ (LA UNIÓN). Otra historia de separación forzosa ubicada en Berlín. “Hoy vuelvo a recordar aquellos planes en un bar. Había que cruzar diez metros del frío canal, la salvación. Yo conseguí llegar hasta el final, tan solo vi tu rostro triste despidiéndose de mi. La niebla hace que parezca todo mucho más irreal. No sé que lo que haré al verte atravesar, qué sentiré, miedo tal vez. Este y oeste abrazándose. Llueve, llueve en Berlín mi amor”, canta emotivo Rafa Sánchez.

HOLIDAYS IN THE SUN’ (SEX PISTOLS). Esta canción forma parte del disco Never Mind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols (1977) y está inspirada por la ciudad de Berlín. “Me encantó Berlín”, explicó el vocalista Johnny Rotten, quien además añadió: “Me encantaba El Muro y lo insano del lugar, con los comunistas mirando a la zona oeste, que nunca se iba a dormir”.

‘HEROES’ (DAVID BOWIE). La etapa berlinesa de David Bowie en los años setenta fue rica en grandes composiciones, aunque tal vez Heroes (1977) sea la más celebrada. Compuesta con Brian Eno, cuenta la historia de dos amantes que se encontraban a hurtadillas junto al Muro. Una melancólica metáfora de la lucha de los seres humanos por estar juntos y no separados.

‘NIKITA’ (ELTON JOHN). En la misma línea que Bowie, Elton John relata en Nikita (1985) el enamoramiento de un hombre hacia una guardia fronteriza del lado oriental al que no puede acercarse por cuestiones ideológicas. De nuevo, la muralla física se convierte también en un cortafuegos emocional. El videoclip no deja lugar a dudas del significado de la canción.

‘LIBRE’ (NINO BRAVO). Es una de las canciones más populares de la música de nuestro país y la leyenda asegura que fue compuesta (en 1972 por José Luis Armenteros y Pablo Herreros) en honor de Peter Fechter, un joven alemán que fue la primera víctima del Muro de Berlín, al ser disparado mientras intentaba saltarlo.

‘EL MURO DE BERLÍN’ (JOAQUÍN SABINA). Para que no todo sean historias de amor, en 1990 apareció Joaquín Sabina con su habitual ironía para poner de vuelta y media a los revolucionarios de postal que se apuntaron al capital: “Ese que ‘al capitán Goma Dos’ con spray pintaba en la pared, sufre de exceso de colesterol si fluctúan los tipos de interés. Y tiene un adoquín, en su despacho, del Muro de Berlín”.

‘EL MURO DE BERLÍN’ (BOIKOT). En la misma línea que Sabina pero con mucha más rabia, la banda punk Boikot arremete contra la expansión del capitalismo, tomando Berlín como ejemplo clarividente: “Ya cayó el telon de acero y derribamos el Muro de Berlín, y ahora todos juntos como hermanos vamos de la mano a comer a un Burger King. Y si Lennin levantara la cabeza, ¡que habeis hecho! Darle un burger con queso”.

‘BERLÍN’ (LOU REED). Durante una época Berlín fue una ciudad símbolo. Dividida en dos partes enfrentadas, la ciudad doble era la herida desgarrada a la que recurrieron muchos artistas como metáfora de la desesperanza, del desengaño, de la falta de futuro. Pero además contaba con un sector occidental muy atractivo para una juventud que buscaba una vida bohemia y alternativa, alimentando nuevas metáforas. Por todo ello, Lou Reed situó en Berlín su obra más oscura, trágica y dura, donde cuenta la historia de dos amantes condenados el uno al otro en una ciudad dividida que se convirtió en la metáfora de su propia decadencia. Una historia terrible de drogadicciones, maltratos, infidelidades entre los dos amantes: Jim (un yonqui estadounidense) y Caroline (una prostituta alemana). Y Berlín, sería el escenario perfecto para esos dos personajes, que deambulan por la vida cuesta abajo hacia el precipicio. Ninguna otra ciudad hubiera prestado esa intensificación metafórica a dos mundos personales que luchan sin sentido y avanzan hacia la destrucción. Berlín aportaba un plus de credibilidad al drama. En 1973 continuaba la Guerra Fría y Berlín era un símbolo, una ciudad desgarrada por un infausto muro que separaba dos mundos antagónicos y una ciudad desesperanzada en la que la reconciliación parecía imposible.

06 nov 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito