Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 30 enero 2023
22:32
h

Un éxito insumergible

En diciembre de 1997 llegó por primera vez a los cines en algunos países Titanic. La película contaba una historia de amor romántico y dramático entre una joven de clase alta, Rose DeWitt, obligada a casarse, y Jack Dawson, un joven pasajero de tercera clase a bordo del barco. Este navío, el Titanic, protagonizó uno de los naufragios más famosos de la historia, del que se cumplieron 110 años el pasado abril. Los elegidos para interpretar a los protagonistas fueron Kate Winslet y Leonardo DiCaprio. Estos personajes supusieron un antes y después en sus carreras, pero no fueron los únicos candidatos. “Hice la audición con Matthew (MacConaughey). ¡Nunca había dicho eso en público antes!”, dijo Winslet en 2017 en el programa The Late Show with Stephen Colbert. Jeremy Sisto también hizo una prueba.

Winslet sabía que el papel de Rose tenía que ser para ella: “Cerré el guion, lloré como una magdalena y dije: vale, absolutamente, tengo que ser parte de esto”, afirmó en una entrevista con Rolling Stone en 1998. La actriz, que por aquel entonces tenía 19 años, contactó con Cameron directamente y le contó cuánto quería interpretarla. Incluso llegó a enviarle una rosa. “Jim se arriesgó al elegirme”, dijo en 2012 a USA Today. “Muchas de mis contemporáneas eran candidatas mucho más probables. Tuve suerte”.

No era la primera cinta en la que la actriz, que nació en 1975 en Inglaterra, participaba. Antes había formado parte del reparto de Heavenly Creatures, de 1994; Sense and Sensibility, de 1995, y Jude, de 1996, entre otros trabajos. Pero el éxito mundial de la película la puso inmediatamente bajo los focos. “Para ser sincera, me sentí intimidada”, dijo en el podcast WTF. “Fui objeto de escrutinio físico y personal y fui muy criticada. La prensa británica en realidad fue bastante desagradable conmigo”. DiCaprio, sin embargo, parecía no tener tan claro que quería ser parte del proyecto. Según contó la actriz a Rolling Stone, aprovechó que ambos estaban en el Festival de Cannes para convencerle. “Titanic fue en gran medida un experimento para Kate Winslet y para mí”, dijo el actor a Deadline en 2016. “Habíamos hecho todas esas películas independientes. La amaba como actriz y ella dijo: hagamos esto juntos. Podemos hacerlo. Lo hicimos y se convirtió en algo que nunca podríamos haber previsto”. DiCaprio, que en el momento del estreno tenía 23 años, había participado en otras producciones como Critters 3, en 1991; This Boy’s Life, en 1993; The Basketball Diaries, de 1995, y Romeo & Juliet, en 1996, entre otras. Tras el éxito de la cinta, añadió a su filmografía otros títulos como The Man in the Iron Mask, The Beach o Gangs of New York, entre otros. Winslet, por su parte, sumó proyectos como Eternal Sunshine of the Spotless Mind, The Reader y Revolutionary Road, entre los más destacados.

Un año después, en 1998, Titanic llegó a los Oscars con 14 nominaciones, igualando a All About Eve, la que más tenía hasta entonces. Aquella noche, la producción se llevó 11 estatuillas, entre ellas la de mejor dirección y mejor película. Winslet fue nominada a un premio de la Academia por segunda vez en su carrera, reconocimiento que finalmente consiguió tras varias nominaciones y nueve años después, por The Reader. DiCaprio no fue nominado en aquella ocasión y tuvo que esperar a 2016 para hacerse con el galardón por The Revenant.

El presupuesto total de la película estuvo alrededor de 200 millones de dólares, uno de los más altos por aquella época. El rodaje requirió de un gran número de extras, atrezo, tanques de agua, efectos especiales, etc. Los beneficios, sin embargo, superaron con creces el desembolso. La cinta se convirtió en la más taquillera de la historia con más de 2 mil millones de dólares recaudados y permaneció como tal hasta 2009, cuando fue superada por Avatar, del mismo Cameron. Actualmente ocupa la tercera posición tras Avengers: Endgame. Y aunque es una película mundialmente conocida, hay fans que aseguran haberla visto en más de un centenar de ocasiones, el Titanic de Cameron todavía esconde algunos datos curiosos.

FUENTES FIABLES. Gracias a una cámara submarina diseñada por su propio hermano, ingeniero aeroespacial, Cameron capturó imágenes del Titanic como nunca antes se había visto. Lámparas de araña, muebles o camarotes con madera intacta, que le sirvieron para poder representarlo en el filme con la mayor fidelidad histórica posible.

CAMERON, EN BUSCA DE SU ROSA. Para interpretar a Rose, Cameron tuvo en mente a actrices como Gwyneth Paltrow, Claire Danes y Gabrielle Anwar, aunque finalmente fue Kate Winslet quien se hizo con el papel.

LOS ‘OTROS’ JACK. Para Jack, se pensó inicialmente en Matthew McConaughey, aunque luego se rectificó la idea ante la necesidad de un actor más joven que aparentase los 20 años del personaje. También barajó a Chris O’Donnell, Jared Leto y al entonces desconocido Billy Crudup. Pero cuando DiCaprio hizo la prueba con Winslet, el resultado fue tal que la actriz recomendó a Cameron elegirle para el papel... incluso en el caso de que ella misma no fuera seleccionada.

RECREACIÓN A MEDIDA. El esfuerzo por recrear las escenas con la mayor precisión y detalle, llevó a Cameron a realizar hasta 12 inmersiones en el lugar del naufragio durante la producción de la película. En algunas ocasiones, llevó incluso a los diseñadores de vestuario. Estos descubrieron que la compañía que había fabricado las alfombras originales del barco todavía existía, así que se le encargó que las replicaran para la cinta.

TANQUE DE AGUA. No sin mucho insistir, Cameron consiguió que Fox construyera un tanque gigante en Rosarito (Mexico) en el que cabían hasta 64 millones de litros de agua. En este escenario se grabaron la mayoría de las escenas en las que aparece el Titanic.

ACTRICES SIN PREMIO. A pesar de ser nominadas a Mejor Actriz y Mejor Actriz de reparto, Kate Winslet y Gloria Stuart se fueron a casa con las manos vacías y las estatuillas fueron para Helen Hunt y Kim Basinger, respectivamente. DiCaprio ni siquiera fue nominado.

REGRESO A LAS PROFUNDIDADES. Tal como muestra el documental de National Geographic, Titanic: 20 Years Later, el cineasta ha regresado a las profundidades donde su hundió el barco para comprobar si el filme era fidedigno y reflejaba bien lo que ocurrió en la noche del 14 al 15 de abril de 1912. En su investigación ha descubierto que su mayor error fue la forma en la que cayó la popa cuando el barco se partió por la mitad antes de hundirse, que sólo se partió una vez, no dos como en la cinta.

REMORDIMIENTOS. Por otro lado, Cameron también se arrepiente de no haber tenido más empatía con los hijos de los supervivientes, especialmente con William Murdoch, a quien la cinta presenta como un villano armado, algo que no tiene ningún fundamento histórico

Titanic cumple 20 años: 20 curiosidades del clásico de James Cameron

LOS PREMIOS. Titanic arrasó en los Oscars de 1998 con 14 nominaciones, récord que comparte con Eva al desnudo (1950) y La La Land (2016). Asimismo, con sus 11 estatuillas, también es la película que más premios Oscar ha ganado junto con Ben-Hur y El Señor de los Anillos: El retorno del rey.

FUERA DE CONTROL. Durante el hundimiento del barco, en las escenas en las que los pasajeros trataban de aferrarse a la cubierta, gran parte de los actores eran especialistas. Tres de ellos se rompieron un hueso durante el rodaje, lo cual no es habitual en cintas del calibre de Titanic. Por esta razón proliferaron los rumores en Hollywood de que la nueva película de Fox se le estaba yendo de las manos a James Cameron.

13 nov 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito