El Correo Gallego

Noticia 9 de 49 noticia anterior de Boiro Área de Compostela » Boiro

Una boirense triunfa con los artículos que customiza "a la carta"

A la tienda virtual de Esther Regueira llegan de toda España pedidos de prendas personalizadas

La boirense Esther Regueira, de Antoxo de Toxo, mostrando dos de sus diseños - FOTO: ECG
La boirense Esther Regueira, de Antoxo de Toxo, mostrando dos de sus diseños - FOTO: ECG

SUSO SOUTO   | 30.04.2019 
A- A+

Para regalar en un bautizo o una boda; para uniformar a una peña en una fiesta temática; o simplemente para sorprender a alguien con un detalle convertido en arte. Son algunos de los motivos por los que una joven de Boiro, Esther Regueira Suárez, personaliza a mano, en su casa de Abanqueiro, y siempre echando mano de la sorna y la retranca gallegas, los artículos (sobre todo, zapatillas, prendas y complementos, pero también felpudos, por ejemplo) que vende por Internet a través de su tienda virtual: Antoxo de Toxo.

Hace seis años, tras hacerlo gratis un tiempo para sus amigas, decidió intentar convertir en negocio una de sus pasiones de la infancia (el dibujo), fusionándola con una de sus facultades (la creatividad), y empezó a customizar a la carta, atendiendo pedidos que, hoy en día, le llegan de varios puntos de España. Pero sus creaciones han llegado también a otros países, como Francia o EEUU.

Entre sus clientes más fieles están muchos de los miles de socios de las numerosas peñas de la Festa da Dorna de Ribeira.

El año pasado aparcó temporalmente esta actividad para buscar trabajo en Suiza, pero, tras un año allí sin encontrarlo, regresó a la localidad boirense para reactivar su propia firma, que ha registrado. Ahora, cada semana recibe más de una decena de encargos. Los precios del calzado pueden oscilar entre 25 y 30 euros, mientras que un felpudo cuesta unos 18 €.

Preguntada sobre si se ha planteado abrir una tienda física, dice que sí, pero que, de momento, le resulta inalcanzable pagar un alquiler y afrontar los gastos ordinarios de un comercio.

Para promocionarse, suele acudir a ferias o festivales pero, sobre todo, exhibe sus trabajos en las redes Facebook e Instagram.