El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Abandona a su marido en un control y huye a O Son ebria

Ocurrió tras arrojar la mujer una alcoholemia de 0,79 que evitó verificar // Fueron parados por la Guardia Civil en Bertamiráns

Un control de la Guardia Civil como el efectuado en el entorno de Bertamiráns - FOTO: DGT
Un control de la Guardia Civil como el efectuado en el entorno de Bertamiráns - FOTO: DGT

A. PRADA/M.M.O. AMES   | 20.02.2019 
A- A+

La Guardia Civil de Santiago tuvo que perseguir a una conductora que se dio a la fuga en la madrugada del pasado sábado mientras se encontraban haciendo una verificación de alcoholemia a su marido en el kilometro 1 de la AC-544 (Bertamiráns-Negreira). La mujer, que no dudó en abandonar a su pareja y tomar las de villadiego hasta su tierra sonense, arrojó un positivo de 0.79 mg de alcohol.

Según trasladaba la Benemérita, durante esa guardia detuvieron a un coche al filo de las 02.20 horas, tras observar que se paraba unos metros antes del control. El piloto dio positivo, siendo trasladado hasta el vehículo oficial para realizarle la misma en el etilómetro de precisión. En ese momento, la fuerza actuante se percata que el turismo referido enciende las luces e inicia la marcha, ordenando frenar a la mujer que lo ocupaba y realizándole también el test, con el resultado antes citado. Fue entonces cuando la aludida se dio a la fuga, siendo perseguida por los agentes durante más de 30 kilómetros hasta que lograron darle el alto cerca de la capital de Porto do Son.

Una vez consiguieron pararla, la automovilista se negó a verificar la prueba y presentó una conducta agresiva, lo que terminó en un forcejeo del que salió herida leve. A continuación fue trasladada al centro de salud de Noia, y después al cuartel del Instituto Armado de Compostela para continuar con las diligencias.

VARIOS DELITOS. La vecina sonense, de 43 años, está siendo investigada por dos presuntos delitos contra la seguridad vial, por negativa a realizar el control y por conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas reglamentariamente establecidas, así como por resistencia y o desobediencia a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones. Se instruyeron diligencias que fueron entregadas en el juzgado de guardia compostelano. Hay que recordar que el límite etílico es de 0,25 para pilotos en general, y de 0,15 para los noveles y profesionales. En fin de año es cuando más verificaciones se efectúan, en torno a cinco mil, y es reseñable que un positivo por drogas implica mil euros de multa y la retirada de seis puntos.