El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Alertan de la voraz invasión del picudo rojo en Barbanza

Ya hay doce palmeras sentenciadas por el escarabajo asiático // El descontrol de las larvas tras las talas, una amenaza añadida

Ejemplar afectado por el picudo en Palmeira - FOTO: ECG
Ejemplar afectado por el picudo en Palmeira - FOTO: ECG

SUSO SOUTO   | 28.02.2019 
A- A+

"Ha llegado para quedarse", sentenciaba ayer una técnica de Medio Ambiente del Concello de A Pobra sobre la voraz invasión del escarabajo asiático denominado como picudo rojo, que ya sentenció de muerte a doce palmeras en la comarca del Barbanza.

En dicho municipio es más que probable que, tras haberse talado el histórico ejemplar de la plaza posterior del consistorio, con más de ocho décadas de antigüedad y quince metros de altura, habrá que hacer lo mismo en los próximos días con otros dos de la alameda a los que, sin embargo, se va a aplicar in extremis el costoso tratamiento (preventivo, pues no existe el curativo).

Un precio (tres mil euros paras las trece que hay en los jardines Valle-Inclán) al que hay que sumar los más de 1.200 € de la tala y el posterior traslado de los restos vegetales con el debido control de gestión, pues de nada sirve cortar si las larvas sobreviven en las palmas y logran luego conquistar otra. Por otra parte, dicho insecto puede volar.

Además, los productos para prevenir e intentar frenar la invasión deben aplicarse periódicamente y repetirse cada año, lo que supone un gran problema para los ayuntamientos.

Las que sí parecen haber esquivado de momento el ataque son las que adornan el Paseo del Arenal. Y es que éstas pertenecen a una especie menos sensible al citado insecto.

 


Extensión En Ribeira, hay otras cuatro tocadas en la parroquia de Palmeira (en el colegio, en la plaza de la iglesia y en la Horta do Cura) y ya se han iniciado los trámites para talarlas. En la capital barbanzana se ha repetido ya cuatro veces el procedimiento químico en las que están en suelo público, pues en las que están en propiedades privadas, obviamente, desde la administración local no se puede actuar salvo en aquellos casos en los que puedan suponer un peligro para la seguridad de los viandantes obien para el tráfico rodado.

El BNG alertó de la gravedad de esta plaga en la localidad y presentó una iniciativa para que se realice un inventario de las que hay en territorio municipal (según el alcalde, Manuel Ruiz Rivas, hay veinticinco) "e daquelas que, pola súa ubicación, poden supoñer un risco para as persoas", al tiempo que reclama que se ponga en marcha lo antes posible "unha campaña de tratamento axeitada que intente evitar a propagación", indicó.

En Rianxo fue necesario sacrificar una en el Paseo da Ribeira y otra junto al auditorio. En Boiro, hubo que hacer lo mismo con tres en la avenida da Constitución y hay dos que quizá corran la misma suerte.

 


ECOSISTEMA IDEAL. El mencionado coleóptero, cuyo nombre científico es Rhynchophorus ferrugineus, es una especie invasora en nuestro país, donde encontró un ecosistema ideal para reproducirse con rapidez. Entre otras cosas, porque aquí no tiene depredadores, porque las temperaturas no son extremas y porque abunda una variedad que le gusta con locura: la Phoenix Canariensis.

El animal, que perfora galerías de más de un metro de longitud en los troncos, se instala en el cogollo y empieza a devorar las palmas hasta aniquilarlas.