El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Análisis estadístico fiable al 99,99% para concretar que es crimen sexual

Se analizaron 350 homicidios tras violaciones en Canadá y EE. UU., 100 en Reino Unido y 100 asesinatos en Galicia

José Enrique Abuín, acusado de violación y asesinato
 - FOTO: ECG
José Enrique Abuín, acusado de violación y asesinato - FOTO: ECG

X.CEA/A.P. FIDALGO SANTIAGO  | 15.03.2019 
A- A+

Una parte importante del informe relata exhaustivamente el proceso analítico seguido para establecer la naturaleza sexual del crimen. Advierte que la negatividad o no detección de restos de semen en el cuerpo de la víctima no indica necesariamente que no haya existido contacto sexual ni mucho menos.

Puntualiza que no siempre es posible la detección de esperma como prueba concluyente de contacto genital "y este hecho se debe a posibles circunstancias como la eyaculación fuera del área de contacto, la utilización de preservativos, la fragilidad del vestigio por condiciones ambientales, etc... para lo cual la investigación debe completarse con otros datos de igual significado e importancia", señala el informe elaborado por el equipo del Imelga liderado por el doctor José Blanco Pampín.

"En el contexto de un asesinato, la prueba de ADN se ha vuelto cada vez más importante pero tiene que verse como una prueba más: es una herramienta de detección muy útil, pero ciertamente no es un detective infalible. En lo que respecta a la eventual presencia de lesiones genitales, esta puede estar reducida a porcentajes tan pequeños como el 32 % de los casos, es decir las 2/3 partes de la agresiones sexuales pueden cursar sin lesiones anogenitales", se puede leer en el documento que obra en poder de la Audiencia Provincial y al que tuvo acceso EL CORREO GALLEGO.

Teniendo en cuenta que un elevado porcentaje de casos de agresión sexual (como se dijo, demostrada mediante otros medios de prueba), los resultados analíticos de fluidos corporales u otros vestigios de índole biológica son negativos, los expertos deben recurrir a la investigación forense y policial de los casos a través de elementos y evidencias circunstanciales basados en la ordenación jerarquizada y sistemática en aquellos grupos de cosas que tienen características comunes. En el caso del crimen de Diana Quer ambos tipos de evidencias ("semen versus otras evidencias", en opinión de forenses consultados) pueden llegar a tener igual significado tanto en la inocencia como en la culpabilidad.

Al igual que en la mayor parte de las Ciencias Biomédicas, resulta del máximo interés la posibilidad de que un crimen sexual pueda ser testado usando un modelo matemático que utilice interrelaciones entre variables conductuales/ambientales mediante cálculo de probabilidades condicionadas, es decir, mediante el denominado 'Teorema de Bayes', al objeto de obtener un modelo fiable basado en el estudio de la escena de los hechos ocurridos y en las características del crimen.

Este método muestra específicamente que la escena del crimen, tanto en los asesinatos de móvil sexual como en las violaciones, puede ser efectivamente caracterizada usando un sistema probabilístico, de idéntica forma a los usados en el estudio de las paternidades, el diagnóstico clínico de enfermedades, las manchas de sangre en criminalística, etc.

En el caso del asesinato de Diana Quer se realizó un análisis de todas las variables mediante el teorema de Bayes de probabilidades condicionadas, completando, según el informe, un "método empleado reproducible, que puede ser observado por diferentes evaluadores externos, que ha sido sometido a estándares de revisión y control, que está unánimemente admitido por la comunidad científica y que no posee margen de error" que pueda ser apreciable.

Por parte del equipo Blanco Pampín se analizaron 350 casos de un estudio conjunto de homicidios sexuales en Canadá + Estados Unidos, otro estudio de 100 casos en Inglaterra (también sexuales) y otra serie de 100 casos de asesinatos no sexuales en Galicia. Las variables consideradas en los casos británicos fueron las siguientes: cadáver oculto, utilización de medios de contención, estrangulación por ligadura, víctima agotada o exhausta, cadáver dejado en un lugar aislado, pertenencias personales y ropas dispersas y además golpeada. Todo lo anterior expresado en frecuencia de presentación.

En la serie canadiense las variables estudiadas fueron: sexo femenino, la víctima elegida es una persona desconocida, cadáver movido, evidencias forenses removidas, ocultas o destruidas, golpeada y estrangulada, desaparición de pertenencias, ropas o efectos personales, expresadas también en frecuencia de presentación.

En resumen, considerando el conjunto de los elementos circunstanciales, como se dijo, y sometidos a análisis estadístico-matemático mediante el cálculo de probabilidades condicionadas (Bayesianas), permite concluir que el hecho sea clasificado como delito contra la libertad e indemnidad sexual con una probabilidad que alcanza el 99,999%; es decir, una certeza casi absoluta de que el Chicle abusó sexualmente de Diana antes de acabar con su vida. ¿Incluso después?