El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

El Chicle se queja de filtraciones y de un “espectáculo mediático”

Su defensa considera una “presunción de culpabilidad” el hecho de que el informe de la autopsia de Diana no descarte la agresión sexual // Acusa a la Guardia Civil de “extralimitaciones” por unas diligencias sin autorización judicial

José Enrique Abuín, El Chicle, en el juicio por el intento de secuestro de una joven en Boiro.  - FOTO: EFE
José Enrique Abuín, El Chicle, en el juicio por el intento de secuestro de una joven en Boiro. - FOTO: EFE

SUSO SOUTO  | 26.05.2019 
A- A+

Una por una, la Audiencia Provincial de A Coruña ha rechazado todas las alegaciones presentadas por la defensa del rianxeiro José Enrique Abuín Gey, El Chicle, (acusado de la muerte de Diana Quer) a diversas pruebas, testimonios y diligencias aportadas en su contra. Sin embargo, dejan entrever cuál será parte de la estrategia de su letrada, María Fernanda Álvarez, en el juicio que, previsiblemente, se celebrará tras el verano con jurado popular.

Para empezar, alegó que se vulneraron “dentro y fuera del proceso” derechos fundamentales de su defendido, como los de presunción de inocencia, a un juicio justo con todas las garantías y a ser juzgado por un órgano jurisdiccional que sea imparcial.

Así, se refiere al “espectáculo mediático” generado durante la instrucción de la causa “alimentado por las sistemáticas filtraciones” que habrían puesto “en riesgo” la independencia e imparcialidad del futuro tribunal.

Al respecto, el presidente de la sala responde que “nada procede ahora decidir sobre ello” cuando aquel ni siquiera se constituyó.

El hecho de que en el informe de la autopsia de Diana se diga que no se descarta la agresión sexual es para la letrada una “presunción de culpabilidad”. Para la Audiencia es “la forma correcta de brindar información sobre el significado de la diligencia”.

También se le recuerda que será en el juicio cuando puedan verificarse determinados elementos probatorios que ahora pretendía impugnar apelando a vulneración de derechos, como, por ejemplo, un estudio matemático-estadístico incorporado al mencionado informe forense.

Tampoco se advierte “vulneración alguna de derechos fundamentales ni procesales” en las supuestas “extralimitaciones” de las que acusa a los investigadores en relación a diligencias hechas sin autorización judicial, como la toma de declaración a unos feriantes, la entrada en la nave de Rianxo en la que El Chicle ocultó el cadáver, la grabación de una conversación al acusado sin su conocimiento, o la solicitud de un informe al Concello de A Pobra sobre el estado del alumbrado del Paseo del Arenal.

El juez le aclara al respecto que tal permiso “podrá ser necesario o no para la investigación, pero no se advierte qué derecho fundamental del acusado puede poner en riesgo” y que “ningún efecto invalidatorio puede causar”.

Eso sí: el magistrado califica de “lamentable” que no se haya conservado intacta (pues se fragmentó) una brida hallada en el pelo de la víctima, e insta al juez instructor a decidir si abre o no diligencias penales para averiguar la supuesta vulneración de los derechos del detenido por no haber sido puesta su detención en conocimiento del letrado de oficio desde su arresto hasta que, al día siguiente, él designó su defensa.